02 abr 2020

Ir a contenido

LA ESTABILIDAD DEL EJECUTIVO CATALÁN

La CUP pide a Puigdemont que "se arremangue" con los presupuestos

Exige al 'president' que se implique en la negociación para sortear a Junqueras

Los 'cupaires' reclaman al Govern que ponga ya fecha al referéndum unilateral

XABI BARRENA / FIDEL MASREAL / BARCELONA

Anna Gabriel y Quim Arrufat.

Anna Gabriel y Quim Arrufat. / ÁLVARO MONGE

Los presupuestos, el referéndum y el proceso constituyente. Carles Puigdemont (por oposición, Oriol Junqueras) y Ada Colau. Estos han sido los ítems y los interpelados por el discurso coral que la CUP ha realizado este jueves, a modo de inicio político del año del referéndum. Por orden de calendario, Benet Salellas ha pedido directamente al ‘president’ Carles Puigdemont que “se arremangue” para cerrar un acuerdo sobre las cuentas.

“Necesitamos que [el ‘president] se implique mucho más. Hasta ahora no ha funcionado”, ha aseverado el diputado anticapitalista, dando a entender que la posición de Junqueras, a cargo de la negociación presupuestaria, es demasiado rígida. Es decir, el anticapitalismo pide ayuda a la exConvergència porque no se entiende con ERC, siendo el PDECat el más firmes opositor, por ejemplo, a una subida del IRPF. Esto del ‘procés’, a veces, es muy raro. O quizá no era una apelación al partido, sino a la persona: “A nosotros, como a Puigdemont, no nos mueve salvar el culo. No nos interesan los cálculos tácticos electorales”, dijo el diputado a modo de guiño.

Salellas y Eulàlia Reguant, el equipo negociador, repitieron las pistas que pueden conducir al acuerdo: más recursos en educación, que se prevea un fondo para la renta mínima garantizada y, de fondo, claro está, la reforma fiscal que, ahora mismo se antoja ya imposible.

CONFIANZA DE PUIGDEMONT

Por la mañana, el propio 'president'  ha mostrado su confianza en la aprobación de los presupuestos con el apoyo de la CUP, si bien ha reiterado que en caso contrario finalizará la legislatura. "Estoy convencido de que se está avanzando y que la voluntad del Govern y de Junts pel Sí es tirar adelante los presupuestos y me consta que en la CUP" es también así, ha afirmado Puigdemont. Eso sí, de no cerrarse un acuerdo,  se deberá ir a elecciones: "No podemos seguir gobernando si no tenemos presupuestos aprobados por coherencia y dignidad democrática".

La segunda parte del discurso coral de la CUP ha sido interpretado por Anna Gabriel y Quim Arrufat. La diputada ha lanzado una doble invectiva. Al Govern, poco menos que espabile. Que se ponga manos a la obra, que fije ya la fecha, y que ellos, la CUP, se ofrecen gustosos para todos aquellos quehaceres “logísticos” que puedan crear incomodidad a alguno por miedo a ser perseguidos por la justicia.

Y apelación implícita a ese espacio de izquierda que lidera Ada Colau, pero que en un segundo nivel tiene actores tan dispares como ICV, EUiA, Podem y los propios ‘comuns’.

"BASTA DE EXCUSAS"

Ha reclamado -sin mentarlo- Gabriel que este espacio no “asista como espectador” al proceso hacia al referéndum y que se implique, porque esa es la manera de obtener “las garantías que reclaman”. El referéndum ("vinculante") no es de los partidos, ha señalado, si no de la gente. “Basta de excusas", ha sentenciado. Nueva coincidencia con Puigdemont: Será la ciudadanía quien otorgue el estatus de decisivo a la consulta de septiembre.

Los anticapitalistas han recordado que el voto definitivo sobre los presupuestos se emitirá en función de los acuerdos alcanzados en materia económica, pero también en base a lo avanzado que estén los trabajos sobre el referéndum y el proceso constituyente. Y en este ultimo punto, Arrufat ha dejado claro que está por empezar.