Ir a contenido

EL PULSO SOBERANISTA

TV-3 evita la polémica y da poca visibilidad a los 'fanalets estelats' de Vic

Los farolillos independentistas no han eclipsado en ningún momento la cabalgata de Reyes durante la retransmisión

Uno de los farolillos independentistas en la cabalgata de Reyes de Vic.

Uno de los farolillos independentistas en la cabalgata de Reyes de Vic. / AFP / JOSEP LAGO

La tradicional cabalgata de Reyes de Vic (Osona) había levantado una elevada expectación en su 74ª edición por la campaña de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural para que los niños llevaran farolillos con la 'estelada'. La retransmisión de TV-3, que tanto el PP como Societat Civil Catalana habían pedido que no se llevara a cabo para no politizar un acto cuyos protagonistas son los niños, ha evitado la polémica y ha dado poca visibilidad a los farolillos de la discordia, que han podido verse de lejos en manos de parte de los asistentes, aunque no en detalle, y que en ningún momento han eclipsado la cabalgata.

En total, se habían vendido 2.000 'fanalets estelats' en la localidad. Durante el recorrido, han predominado las imágenes de los farolillos multicolores y las antorchas que portaban los participantes en la cabalgata y que han dado luz y color a la población. 

La tele autonómica catalana emitió un comunicado este miércoles para señalar que solo se responsabilizaba de la emisión y no de las actividades paralelas. También en Badalona se han repartido farolillos con la 'estelada'.

La iniciativa de las entidades independentistas, de la que este miércoles se desmarcó la dirección nacional de Òmnium y con la que el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufiánreconoció no sentirse cómodo, ha estado en el foco informativo desde que se difundió la campaña. También Ciutadans había criticado lo que considera una utilización de la cabalgata para azuzar la bandera del 'procés'.

CONVERSACIONES DE LOS VECINOS

La polémica ha estado presente en las conversaciones que han mantenido los vecinos durante la cabalgata, informa la Agència Catalana de Notícies. Había opiniones para todos los gustos. Desde los que han decidido comprar el farolillo por el revuelo originado hasta los que rechazaban la iniciativa por considerar que enmascaraba el tradicional acto festivo.

"En un principio, cuando se montó toda esta movida no hice mucho caso, pero al final he decidido comprarlo", afirmaba Maria Balasc. Xavier Campàs y su hija lucían el farolillo con la 'estelada' por primera vez. "Todo el mundo es libre de llevar lo que quiera", remarcó Campàs. En cambio, Julián Hernández no ve bien "mezclar la política con la ilusión de los Reyes". "Veo muy bien que durante el Onze de Setembre se luzcan 'estelades', pero por Reyes, no", lamentó.

La alcaldesa de Vic, Anna Erra, ha recibido a Sus Majestades en el balcón del ayuntamiento, desde donde Melchor ha hecho un discurso ante las 15.000 personas reunidas en la plaça Major. "Gracias por iluminarnos el camino con vuestros farolillos", ha dicho.