05 jul 2020

Ir a contenido

preparativos del congreso popular

El PP propone una reforma electoral que dé el gobierno local al más votado

La ponencia territorial de los populares aboga por mantener las diputaciones y por un "pacto nacional del agua"

Los miembros de la ponencia territorial del PP con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, en un acto en Barcelona, el 12 de diciembre.

Los miembros de la ponencia territorial del PP con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, en un acto en Barcelona, el 12 de diciembre. / ELISENDA PONS

El Partido Popular quiere impulsar una reforma electoral que asegure que en las ciudades gobierna la lista más votada, pues se trata de un factor "esencial para la proximidad y estabilidad de los ayuntamientos".

Esta es una de las propuestas que el partido que lidera Mariano Rajoy ha incluido en su ponencia económica y de administración territorial, un planteamiento con el que quiere evitar lo que le ha sucedido en Madrid o Valencia, donde un pacto de las izquierdas en el 2015 apeó a los populares del gobierno municipal pese a ser los más votados. También ocurrió lo mismo en Badalona, como bien recuerda constantemente Xavier García Albiol, uno de los ponentes de este texto junto con Alberto Núñez Feijóo, Alfonso Alonso, José Ignacio Ceniceros y el vicesecretario de política autonómica de los conservadores, Javier Arenas, que es el coordinador del grupo.

LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Aparte de esta propuesta, que deberá ser votada en el congreso del partido del próximo mes de febrero, el PP pone sobre la mesa varios pactos de Estado o acuerdos nacionales: desde un pacto de Estado por la demografía para atender la baja natalidad y la alta esperanza de vida hasta un pacto nacional del agua, así como un gran acuerdo por la ciencia y otro sobre conciliación de horarios laborales y familiares. Además, aborda la reforma del modelo de financiación autonómica, que pretende cimentar sobre los pilares de la igualdad o de la suficiencia financiera, y sobre la revitalización del sistema de dependencia.

De hecho, los populares abogan por vincular la necesidad real de gasto de cada autonomía al gasto sanitario y al gasto social, y "de manera especial" al de la dependencia. En esta línea, el futuro sistema de financiación de las comunidades habría de procurar "un ritmo de crecimiento estable del gasto en servicios esenciales" a partir de la definición de una oferta común.

LAS DIPUTACIONES

Esa defensa de la administración local incorpora también la de las diputaciones, pues los populares elogian el papel de estos entes en municipios pequeños y en zonas rurales. Es más, en su ponencia señalan que la existencia de estos organismos no representa ningún "problema financiero".

Gran parte de la ponencia está dedicada a la política económica. El PP reconoce que acertó en el diagnóstico de situación que formuló en su anterior congreso, el de Sevilla en 2012, pero también que tuvo que tomar decisiones duras, incluso contrarias a sus promesas, por encontrarse un nivel de déficit por encima del previsto.

Para ello resulta esencial continuar con la estabilidad presupuestaria y por "reforzar mecanismos de corrección de desvíos de déficit" y de control de gasto público. Recuerda, de paso, una promesa del Gobierno: estudiar cómo se aplica la regla de gasto.

Menciona el PP sectores económicos fundamentales en el futuro: aboga por un Acuerdo sobre la Ciencia que propicie que en 2020 representará el 2 por ciento del PIB, promueve la agenda digital con propuestas como la universalización de la telefonía 4G y alienta un Pacto de Estado por la Industria que sitúe este sector en el 20% de la economía española.