SEGURIDAD ANTE LA ALERTA POR ATENTADOS

Carmena prohíbe la circulación de camiones en Reyes

Madrid limita el paso de vehículos pesados del 3 al 5 de enero en los distritos en los que se celebran cabalgatas

Agentes de la Policía Local de Madrid, denunciando a un automovilista con matrícula par.

Agentes de la Policía Local de Madrid, denunciando a un automovilista con matrícula par. / JOSÉ LUIS ROCA

2
Se lee en minutos

Tras los atentados en Berlín y Niza, en los que conductores yihadistas se empotraron contra multitudes, el Ayuntamiento de Madrid prohibirá la circulación de camiones y autobuses en la ciudad. Se trata de una medida sin precedentes en la capital para neutralizar la amenaza terrorista. El consistorio de Manuela Carmena ha decidido que durante el  3, 4 y 5 de enero quede vetado el paso a los vehículos pesados de más de 3.500 kilos. La intención es reforzar las medidas de seguridad durante acontecimientos con grandes aglomeraciones, como las cabalgatas de los Reyes Magos, que tendrán lugar esos días en distintos distritos de la capital. 

La Policía Municipal, junto con los agentes de movilidad, será la encargada de indicar a los conductores de estos vehículos que abandonen el distrito en el que se celebre el desfile. Los camiones y autobuses que circulen dentro del perímetro de seguridad se enfrentarán a una sanción administrativa aún por determinar. Además, los vehículos estacionados serán retirados por la grúa municipal para ampliar la zona de seguridad. Aun así, los vehículos afectados por estas medidas podrán solicitar hasta el día 2 de enero una autorización especial aportando la marca, modelo, matrícula y características del vehículo con el que pretenden entrar en el perímetro de seguridad establecido.

OBSTÁCULOS FÍSICOS

Estas medidas se unen a las ya decretadas por la Delegación del Gobierno, que ha decidido instalar bolardos y jardineras en los accesos a la plaza de Sol, donde cientos de personas celebran las campanadas de fin de año.

Noticias relacionadas

En su discurso de balance del año, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha pedido este viernes confianza en las fuerzas de seguridad. "Se ha decidido mantener el nivel de alerta 4, no hemos dicho que las cosas estén peor ni que haya más riesgos o menos riesgos", ha argumentado para insistir en que "la seguridad absoluta no existe nunca en ningún país del mundo".

Rajoy subrayó la "acreditada competencia" de los servicios de información y de las fuerzas de seguridad. "Tienen experiencia y saben lo que hacen”, defendió Rajoy al ser preguntado sobre las medidas de seguridad tras el atentado en Berlín y las últimas operaciones antiyihadistas en Madrid y Turquía.

A prisión por el Kalashnikov

El magistrado de la Audiencia Nacional tomó esta decisión tras interrogarles por delitos de enaltecimiento del terrorismo y depósito de municiones y armas de guerra. Se trata de dos jóvenes de entre 18 y 25 años que se habían radicalizado en Madrid y que integraban una célula terrorista de "segunda generación".