Ir a contenido

EL DESAFÍO INDEPENDENTISTA

Castellà (JxSí) afirma que la UE echaría a España si impide el referéndum "por la fuerza"

"Lo que seguro no puede aceptar Europa es que un socio que ejerza violencia física, sería inaceptable", sostiene el portavoz de Demòcrates de Catalunya

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Artur Mas y Antoni Castellà (derecha), en los pasillos del Parlament, ayer.

Artur Mas y Antoni Castellà (derecha), en los pasillos del Parlament, ayer. / JOAN CORTADELLAS

El diputado de Junts pel Sí (JxSí) en el Parlament y portavoz de Demòcrates, Antoni Castellà, ha advertido de que la Unión Europea (UE) podría expulsar a España del club comunitario si "utilizara la fuerza" para impedir un referéndum de independencia en Catalunya. "El Estado español podría quedar fuera de la UE por ejercer la fuerza" al ordenar, ya sea a los Mossos d'Esquadra o a la Guardia Civil, que retiren las urnas y cierren los colegios abiertos por la Generalitat para la celebración del referéndum. "Lo que seguro no puede aceptar Europa es un socio que ejerza violencia física, sería inaceptable", ha insistido el cabeza visible de Demòcrates.

En declaraciones a Efe, Castellà se ha mostrado convencido de que en 2017 se celebrará un referéndum sobre la independencia, bien sea "pactado" con el Gobierno central, como ocurrió en el caso escocés, o convocado de forma unilateral por la Generalitat y que el Estado lo "tolere", como a su juicio pasó en su día en Quebec. 

A Castellà le "sorprenden y desorientan" declaraciones como las de la presidenta de la Diputación de Barcelona y del consell nacional del PDeCAT, Mercè Conesa, que admitió que el referéndum "quizá no se podrá hacer" y habrá que convocar elecciones. "No dudo que Conesa es absolutamente soberanista, pero hay que romper un determinado esquema mental: no hay que hacerse la pregunta de si nos dejarán o no hacer el referéndum, porque eso sólo depende de nosotros. Los referéndums en general dependen de uno mismo. Y los Estados, en función de si son más o menos democráticos, lo pactan o lo toleran", ha argumentado.

Por otra parte, Castellà se ha referido al pulso que mantuvo Demòcrates con la antigua Convergència cuando en su proceso de refundación decidió llamarse "Partit Demòcrata Català". Demòcrates aceptó la denominación finalmente autorizada en el registro de partidos del Ministerio del Interior, "Partit Demòcrata Europeu Català", si bien Castellà ha considerado "un poco infantil" y de "vieja política" la insistencia de los antiguos convergentes en autodenominarse "Partit Demòcrata" en sus comunicaciones públicas. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.