El 'no' a la independencia se distancia en 1,5 puntos del 'sí'

Los contrarios a la separación vencen por 46,8% a 45,3%

La pérdida de apoyos de JxSí y CUP pone en peligro su mayoría parlamentaria

Carles Puigdemont, junto a Oriol Junqueras, en el Parlament.

Carles Puigdemont, junto a Oriol Junqueras, en el Parlament. / FERRAN SENDRA

Se lee en minutos

XABI BARRENA / BARCELONA

El independentismo pierde fuelle demoscópico. Al menos en la comparativa de los últimos sondeos del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO), organismo que depende del propio Govern y que, por tanto, debería estar libre de sospecha de querer arrimar el ascua a la sardina secesionista. Dos datos corroboran este percepción de ralentización: el de la pregunta directa independencia 'Sí-independencia / Independencia-No' y la encuesta sobre unas eventuales elecciones al Parlament.

En la primera, los contrarios a la independencia de Catalunya han ganado, en apenas un mes, casi un punto y medio de distancia sobre los secesionistas, según la encuesta sobre el contexto político de Catalunya del CEO. Así, del empate técnico, ligeramente decantado hacia el 'no' del mes de noviembre (45,1% a 44,9%) se ha pasado, en estas semanas a un mayor colchón: 46,8% a 45,3%. Aquellos que no saben o no contestan son el 7,8% de los encuestados, casi un 25% menos que en noviembre. Es decir, el crecimiento del ‘no’ se debe a una mayor definición del electorado.

El director del CEO, Jordi Argelaguet, ha apuntado, en la presentación de los datos, que habida cuenta que el voto indeciso se decanta hacia el ‘no’, la oposición a la independencia tiene aún “más recorrido”. Es decir, puede crecer aun más y, en lectura inversa, puede pensarse que el secesionismo está ya muy cerca de su techo. Con todo, ha recordado Argelaguet, la diferencia que fija el sondeo de este diciembre, 1,5 puntos, se halla aun bajo el margen de error (que es del 3%), por lo que el director del centro demoscópico ha señalado que, como viene siendo habitual en las últimas encuestas del centro, el ‘sí’ y el ‘no’ se hallan en un “empate técnico”.

En cuanto a la parte de sondeo electoral, el CEO sigue sin separar a PDECat de ERC y los sintetiza en la actual alianza en el Govern de Junts pel Sí. Esta coalición sería la gran ganadora de unos eventuales comicios al Parlament con el 37,6% de los votos y entre 59 y 61 escaños. Entre uno y tres menos que en la actualidad. Los socios de JXSí, la CUP, obtendría el 6% y entre seis y ocho escaños. Entre dos y cuatro menos que en la actualidad. La suma porcentual de ambos pasaría del actual 47,8% al 43,6%. Esto es 4,2 puntos menos, por lo que peligraría la mayoría absoluta independentista. En escaños y en porcentaje, se repite el descenso del independentismo apuntado en la pregunta directa.

LEVE RETROCESO DE C'S

En este sondeo sobre el Parlament, Ciutadans mantendría el segundo lugar (22-24 escaños), el PSC, su tercer puesto (17-18) y Catalunya Sí que es Pot , el cuarto, con 14-15. El PP sería el quinto, con entre 11 y 12 asientos en la Cámara. Todos los partidos contrarios a la independencia, excepto Ciutadans, mejoran, pues sus resultados.

Noticias relacionadas

ERC vencería en los comicios al Congreso 

Curiosamente, el único campo donde el frente independentista registra un auge es en unas eventuales elecciones al Congreso --donde por cierto sí se confrontan ERC y PDECat--, ya que la trinchera secesionista aumenta en cuatro puntos, Sobre todo gracias a ERC, que aumenta en más de cinco puntos su estimación de voto y pasa de los nueve actuales a unos eventuales 12-14, y vencería las elecciones en Catalunya superando a En Comú Podem. Los republicanos casi duplican los guarismos de los exconvergentes en puntos porcentuales. El reparto de escaños arroja para el PDECat una malvada horquilla de entre cinco y ocho, los que tiene en la actualidad.