El Govern y la CUP chocan por los conciertos educativos

La 'consellera' Ruiz excluye este debate de la negociación de los presupuestos

La ’consellera’ de Ensenyament, Meritxell Ruiz.

La ’consellera’ de Ensenyament, Meritxell Ruiz. / FERRAN SENDRA

Se lee en minutos

Un mayor control de los conciertos educativos y retirar los de las escuelas que segregan por sexos son dos aspectos que, según la 'consellera' de Ensenyament, Meritxell Ruiz, no se pueden abordar en el debate de los presupuestos, como pretende la CUP, porque dependen de la ley de educación de Catalunya (LEC). Ruiz considera que ahora toca hablar de "cuánto dinero invertimos en educación" aunque ha reconocido que el descarte también tiene que ver con el hecho de que estas cuestiones no formen parte del programa electoral de Junts pel Sí.

En una entrevista a la ACN, la 'consellera' ha manifestado que el objetivo de mejorar el sistema educativo "no tiene nada que ver" con la provisión del sistema, sino con trabajar para "buscar estrategias" y políticas educativas que garanticen que todo alumno pueda llegar "al máximo de sus posibilidades", independientemente de la titularidad de los centros educativos.

Ruiz ha defendido la existencia de escuelas públicas y privadas en un mismo marco legislativo y ha insistido en que el servicio de educación en Catalunya está mejorando mucho "en calidad y equidad". Ha insistido en el carácter "social" de los presupuestos para el 2017 y ha afirmado que, en materia educativa, ponen por delante la atención prioritaria a los alumnos y sus posibilidades de éxito.

La educación concertada ya fue uno de los caballos de batalla durante las negociaciones entre Junts pel Sí y la CUP en el 2015. Entre las 20 medidas del plan de choque que ofrecía la coalición de CDC ERC estaba la de retirar el dinero público a escuelas que segregan a los alumnos por sexo, pero no se plasmó en la propuesta final. Convergència, ahora Partit Demòcrata Català, siempre ha defendido este tipo de escuelas mientras que la CUP no ha escondido nunca su rechazo a los conciertos educativos.

APERITIVO DE LA CAMPAÑA

Ante la retahíla de avisos o amenazas, escójase lo que se prefiera, que el sector convergente de Junts pel Sí ha lanzado a la CUP en los últimos meses, recordando que solo habrá referéndum si los anticapitalistas apoyan los presupuestos, los ‘cuperos’ han pasado al ataque, en el campo mediático. Este jueves la CUP ha anunciado que “ya está trabajando” en una campaña por el ‘Sí’ que lanzará el próximo mes de febrero. Mensaje implícito, va haber referéndum y este no tiene nada que ver con las cuentas del 2017.

La oportunidad del anuncio, habida cuenta de que el viernes se celebrará la cumbre sobre la consulta vinculante en el Palau de la Generalitat, tampoco es, obviamente casual. En este cónclave, o en los que le sigan, los anticapitalistas se fajarán con el Govern solo por los prespuestos, sino, también, por el papel de los Mossos en todo el proceso hasta las urnas.

Te puede interesar

HACER Y GANAR EL REFERÉNDUM

Según el portavoz de la dirección del partido, Quim Arrufat, su partido “ha empezado a trabajar y se pretende lanzarla cuanto antes mejor para movilizar a la población por el sí, pero también para garantizar que la celebración del referéndum sea indiscutible de todas, todas. Solo la fuerza de la calle lo hará posible: hacerlo y ganarlo”.Las imágenes facilitadas hasta ahora son de los carteles, presididos siempre por el ‘sí’ y en los colores que la CUP bautiza como “de las luchas sociales”: