Ir a contenido

EL 'CASO TAULA'

El juez investiga otra campaña electoral de Rita Barberá

Indaga si el PP gastó 20 veces más de lo que declaró en los comicios del 2007

La exalcaldesa de València obtuvo en aquellas elecciones su mejor resultado

NACHO HERRERO / VALENCIA

La mayor victoria electoral de Rita Barberá en el Ayuntamiento de València está también bajo sospecha. El juez instructor del ‘caso Taula’, que investiga las campañas municipales del PP del 2011 y el 2015, ha ampliado su foco para incluir también la del 2007, según avanzó este martes 'Valencia Plaza', que aportó al juzgado la documentación que ha impulsado la investigación.

En aquellas elecciones, la recientemente fallecida Barberá obtuvo un 56% de apoyo y 21 concejales de los 33 del consistorio. La mejor de sus mayorías absolutas. Pero la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, la Fiscalía Anticorrupción y el instructor tienen indicios de que el PP pudo gastarse en aquella campaña más de tres millones de euros, frente a los 150.000 que declaró.

Según los documentos aportados por el diario digital, el PP contrató para aquella campaña a la empresa Laterne y esta fue la encargada de recibir las donaciones de varias empresas constructoras y de servicios, para pagar a los proveedores de los actos de la campaña. De esta manera, el dinero nunca llegó a pasar por las cuentas del PP, ni por las oficiales ni por las que aparentemente tenía ocultas.

Entre las empresas que supuestamente sufragaron la campaña las que más aportaron fueron Secopsa, Sociedad de Agricultores de la Vega, Nou Litoral, Lubasa, Pavasal y Fomento de Construcciones y Contratas. Según estas informaciones dos filiales de la propia Laterne aportaron también ochocientos mil euros para sufragar los gastos para la promoción de Barberá. Según se publicó en su momento, pocos meses después, el ayuntamiento contrató mediante una fundación y una asociación varios proyectos con este conglomerado empresarial por cerca de novecientos mil euros. El grupo empresarial suspendió pagos en 2008 y Vicente Sáez Tormo su propietario murió hace más de dos años lo que está dificultado la investigación.

DEL DOPAJE AL DESMARQUE

Los partidos que entonces estaban en la oposición municipal y ahora gobiernan coincidieron en asegurar que, de confirmarse estas sospechas, el PP habría ganado las elecciones “dopado”. Así lo aseguró Joan Ribó, el actual alcalde, y también Manolo Mata, portavoz del PSPV en Les Corts. “Estamos ante un escándalo democrático sin precedentes que ha provocado que el PP nos haya robado millones de euros a los valencianos y muchas elecciones al resto de partidos que concurrimos a ellas sin igualdad de condiciones”, señaló.

Por su parte, Fernando Martínez Maillo, vicesecretario de organización del PP, pidió que se llegue “hasta el final” pero dijo que es “importante” recordar que la investigación se circunscribe a la organización municipal.