Iglesias dejará de liderar Podemos si su propuesta fracasa en Vistalegre II

El líder del partido morado refuerza la idea del congreso como un plebiscito sobre su persona que teme el sector 'errejonista'

Errejón replica que no se "debe enfocar" el cónclave como una cita "en la que se gana o se pierde"

Pablo Iglesias, en la tribuna del Congreso durante la sesión de investidura de Mariano Rajoy.

Pablo Iglesias, en la tribuna del Congreso durante la sesión de investidura de Mariano Rajoy. / AGUSTIN CATALAN

Se lee en minutos

Pablo Iglesias ha reforzado este martes la idea de que el congreso de Podemos puede convertirse en un plebiscito sobre su persona al anunciar que si fracasa su propuesta en Vistalegre II dejará de liderar la formación. El sector 'errejonista' quiere, precisamente, que las candidaturas se voten de manera diferenciada al proyecto político para evitar que la votación se convierta en un 'sí' o un 'no' sobre la gestión y hoja de ruta de Iglesias. Los inscritos en el partido serán los que decidan las reglas del cónclave, en una votación que termina este martes. 

En este contexto, Iglesias ha asegurado que "si el documento de estrategia política más importante que se presenta en Vistalegre", el de su "equipo" y su "proyecto", "sale derrotado", él dará un paso atrás. "No debemos enfocar nuestra asamblea como una cita en la que se gana o se pierde", le ha replicado poco después el número dos del partido morado, Íñigo Errejón.

El líder 'morado' ha defendido, en una entrevista en Radiocable, que él no quiere ser "secretario general a toda costa" ni que le voten por su "cara bonita", sino sólo si los inscritos están de acuerdo con su equipo y con su proyecto. De hecho, ha admitido que, dado que nadie quiere competir con él por el puesto, tendría fácil seguir, pero no quiere salvo que se apoyen sus ideas.

TERMINAR CON CIERTO PERSONALISMO

A su juicio, "no es bonito que alguien aspire a un cargo independientemente de los documentos o las ideas" que le toque llevar a cabo, aunque sean "complementarias" a las suyas. Además, cree que votar las ideas asociadas a los proyectos supone "terminar con cierto personalismo que ha sido característico de Podemos".

Para Iglesias, lo que los inscritos quieren es que sus dirigentes no se peleen, sino que trabajen juntos, y ha aprovechado para decir que eso es lo que promueve el modelo de votación de candidaturas que ha propuesto el secretario de organización, Pablo Echenique, por encargo suyo.

El sistema, ha defendido, premia los acuerdos y las minorías, porque "Podemos no tiene que ser un espacio de correlaciones de fuerzas entre familias, sino un espacio donde se respete a las minorías y a los círculos".

Errejón ha tomado en el Congreso de los Diputados muchas distancia de estas tesis. "No está en duda la posición de Pablo como secretario general, sino el modelo organizativo. Presentar un documento alternativo no es un reto a Pablo. No es bueno reabrir la cuestión del papel que debe jugar Pablo", ha señalado el secretario de Política y portavoz parlamentario de Podemos. 

LOS FUTUROS CARGOS DEPENDERÁN DE LA DIRECCIÓN

Por otro lado, después de que el anticapitalista Miguel Urban dijera que le gustaría ver a la andaluza Teresa Rodríguez como 'número dos' del partido, Iglesias ha replicado que le consta que ella no está en eso, sino que "trabaja para ser la próxima presidenta de la Junta de Andalucía y tiene muchas posibilidades de serlo".

Te puede interesar

En todo caso, ha recalcado que "la cuestión de los cargos la tendrá que decidir la dirección". En este ámbito, preguntado si relevará a Errejón, ha insistido que "en ningún caso", y ha añadido que eso no será decisión suya, sino que toda la responsabilidad "dependerá de la nueva dirección".

En todo caso, ha insistido en que él quiere contar con Errejón, igual que con otros dirigentes como Carolina Bescansa, Pablo Echenique, Miguel Urban o Irene Montero.