11 ago 2020

Ir a contenido

BARÓMETRO DE CATALUNYA DEL GESOP

La valoración de Puigdemont mejora la que obtenía Mas

Por primera vez en siete años, la gestión del Govern obtiene más opiniones positivas que negativas

Fidel Masreal

Según la encuesta de GESOP para EL PERIÓDICO, cuyo trabajo de campo se ha llevado a cabo en plena tormenta entre Junts pel Sí y la CUP, más de la mitad de los encuestados creen que Carles Puigdemont está siendo un buen presidente de la Generalitat. Además, por vez primera en siete años, son más los consultados que hacen una buena valoración del Govern respecto a los que lo puntúan negativamente.

La opinión sobre Puigdemont es significativa en sí misma y, en especial, en comparación con su antecesor, Artur Mas, que fue quien le eligió para ocupar la presidencia. El 51% de los consultados creen que Puigdemont está siendo un buen 'president', mientras que casi un 40% opina que lo está haciendo mal. En cambio, durante el mandato de Mas, la valoración del 'president' siempre era más negativa que positiva, excepto en la encuesta de enero del 2012. Mas llegó a obtener opiniones negativas de entre el 50% de noviembre del 2014 y el 56% de febrero del 2015.

A Puigdemont lo puntúan mejor los hombres que las mujeres y los jóvenes que los mayores de 60 años, así como los encuestados con un mayor nivel de estudios. Los habitantes de núcleos de menos de 10.000 habitantes son los que, con diferencia, mejor valoran al 'president': un 65% creen que lo está haciendo bien. Por partidos, lo más significativo es el apoyo que recibe de votantes de la CUP: un 63% está de acuerdo con su actuación.

EL GOVERN APRUEBA INCLUSO EN LA CUP

Tan significativa como la valoración de Puigdemont es la que recibe el Govern en su conjunto. Por primera vez en siete años, el Ejecutivo catalán recibe más opiniones positivas (el 34%) que negativas o muy negativas (que suman el 28%). Los sectores más favorables al Gabinete de Junts pel Sí son los hombres de 45 a 59 años con un alto nivel de estudios y residentes en una población de menos de 10.000 habitantes. Y por electorados, el dato más significativo es que, pese a tantas crisis matrimoniales, los votantes de la CUP son en un 40% favorables al Govern, frente a solo un 20% que lo juzgan negativamente.