Ir a contenido

La hoja de ruta de los 'comuns' para conquistar Catalunya

En Comú Podem cierra el manifiesto fundacional de la confluencia de izquierdas

Unas 80 personalidades integran la plataforma promotora, pilotada por Domènech

Roger Pascual

Xavier Domènech y Ada Colau, en un acto de En Comú Podem en Nou Barris.

Xavier Domènech y Ada Colau, en un acto de En Comú Podem en Nou Barris. / RICARD CUGAT

En Comú Podem dibujó este domingo el manifiesto fundacional de la confluencia que aspira a gobernar Catalunya. Los 80 firmantes que integran la promotora de este documento se ha reunido por primera vez en Barcelona para acordar el texto definitivo que presentarán públicamente antes de Navidad y al que ha tenido acceso en exclusiva EL PERIÓDICO. Esta promotora será la encargada de pilotar el proceso que llevará, a mediados de marzo, a la asamblea fundacional de un partido que pretende echar a Convergència de la Generalitat

Arcadi OliveresJoan Subirats y Vicenç Navarro son algunas de las personalidades que integran esta lista encabezada por Xavier Domènech. Aunque Ada Colau es el motor de la confluencia, su arquitecto será el cabeza de lista de En Comú Podem en las dos victorias en las generales. El talante del historiador genera un amplísimo consenso y simpatías entre todos los actores, algo fundamental en una obra de compleja ingeniería que implicará renuncias de todos los actores (Barcelona en Comú, Iniciativa, Podem, EUiA y Equo). 

"Somos hijos de una nueva época y de un nuevo ciclo que pide poner el bien común por encima de las siglas -destaca el texto en una alusión a un proceso que no estará exento de tiranteces-. Un nuevo ciclo que ha permitido recuperar la capital de Catalunya para su gente y que ha sembrado las bases para el futuro, pero que solo ha hecho que empezar. Ahora hace falta dar un paso más".

CATALANISMO Y REPUBLICANISMO

En el manifiesto, los 'comuns' destacan el valor de ser un partido nuevo, marcando distancias con las formaciones tradicionales y reivindicando un nuevo estilo de hacer política, más cercano, más horizontal y transparente. Reivindican el espíritu del 15-M, de las protestas contra la crisis y los recortes, pero también del 11-S del 2012, del catalanismo popular y del republicanismo. "Entre los recortes, la corrupción y la recentralización nacía la posibilidad de una mayoría renovada hija de un nuevo tiempo y a la vez heredera de la mejor tradición del catalanismo popular y del republicanismo de nuestra tierra". Se declaran abiertamente soberanistas pero, como no se cansa de decir Domènech en sus intervenciones, hablar de soberanía no se trata solo de decidir si Catalunya debe de ser o no un país independiente. "Se debe ensanchar el sentido de soberanía hasta llegar a todas las esferas de la vida y la política. Esta demanda ya es mayoritaria entre el pueblo de Catalunya, pero no puede reducirse a un único tema sino que debe convertirse en un ansia para decidir nuestro futuro sobre todas las cuestiones". 

Más allá del derecho a decidir de Catalunya sobre su relación con España, En Comú Podem reivindica el derecho a decidir en otros ámbitos, como el ecológico, energético y económico. "No es libre un país que en un mundo globalizado sigue el dictado de la 'troika' para poner el cumplimiento de los objetivos del déficit por encima del mantenimiento de un precario Estado del Bienestar (...). Tampoco es soberano un país partido por la desigualdad y atravesado por la pobreza, el paro y la precariedad (...) donde el 1% acapara tanta riqueza como la inmensa mayoría de la sociedad". 

ALTERNATIVA A CONVERGÈNCIA

Como ya sentenció Domènech en la noche electoral del 26-J, tras su segunda victoria en las generales en Catalunya, el reto de la confluencia es ser una alternativa de país a Convergència (un reto para el que necesitaría romper el matrimonio que forma con ERC en Junts pel Sí). "La hegemonía conservadora agoniza acosada por casos de corrupción y una política de recortes que se ha encontrado un pueblo valiente delante. Es la hora de construir una alternativa nacional y popular, soberanista y social, que sea capaz de articular un proyecto para todos los catalanes, una apuesta ganadora y de mayorías. Porque no queremos solo ganar unas elecciones, venimos a ganar un país".

El objetivo de los 'comuns' es interpelar no solo a la militancia de todas las formaciones que integran En Comú Podem, sino hacer extensivo el llamamiento al resto de la ciudadanía con el objetivo de abrir el nuevo sujeto político a toda la sociedad. El reto es poder implantarse en todo el territorio y no circunscribirse simplemente al área metropolitana de Barcelona, donde tienen su principal bolsa de electores.

Después de que se divulgue el manifiesto, que se ha ido postergando y que podría finalmente ver la luz la semana de Navidad, a mediados de enero empezará el momento de los debates. En la primera fase los representantes de las formaciones se centrarán en las cuestiones programáticas, en las que hay más puntos de acuerdo, para dejar para la segunda fase de trabajo el ámbito organizativo, donde puede haber más discrepancias. La convención fundacional, prevista en un primer momento para finales de enero, acabará produciéndose a mediados de marzo. En esa gran asamblea se someterá a votación el programa político y los distintos órganos que se hayan consensuado.

Las frases

"Somos hijos de una nueva época y de un nuevo ciclo que pide poner el bien común por encima de las siglas. Un nuevo ciclo que ha permitido recuperar la capital de Catalunya para su gente y que ha sembrado las bases para el futuro, pero que solo ha hecho que empezar. Ahora, hace falta dar un paso más".

"Se debe ensanchar el sentido de soberanía hasta llegar a todas las esferas de la vida y la política. Esta demanda ya es mayoritaria entre el pueblo de Catalunya, pero no se puede reducir a un único tema sino que debe convertirse en un ansia para decidir nuestro futuro sobre todas las cuestiones".

"La hegemonía conservadora agoniza acosada por casos de corrupción y una política de recortes que se ha encontrado un pueblo valiente delante. Es la hora de construir una alternativa nacional y popular, soberanista y social, que sea capaz de articular un proyecto para todos los catalanes, una apuesta ganadora y de mayorías".

"No queremos solo ganar unas elecciones, venimos a ganar un país".

0 Comentarios
cargando