24 oct 2020

Ir a contenido

Esperanza Aguirre: "Ójala Carmena peatonalice la Gran Vía, el PP ganará con más mayoría"

La alcaldesa estudia cortar el tráfico en la arteria madrileña para siempre, más allá del periodo navideño

La portavoz del PP vaticina que la decisión de la regidora provocaría que Ahora Madrid pierda la alcaldía

PATRICIA MARTÍN / MADRID

Esperanza Aguirre mide personalmente la longitud de las aceras de la Gran Vía de Madrid. / ATLAS

Esperanza Aguirre mide personalmente la longitud de las aceras de la Gran Vía de Madrid.
Ayuntamiento de Madrid ha cerrado cuatro carriles de trafico para uso peatonal durante este mes en la Gran Via. En la imagen aspecto de esta mañana de las zonas habilitadas para el uso peatonal.

/

Pese a la controversia que ha creado el cierre parcial de la Gran Vía al vehículo privado en Navidad, la alcaldesa Manuela Carmena baraja peatonalizar la mítica calle madrileña para siempre. "Vamos a evaluarlo, los datos son mucho más positivos que críticos", afirmó el jueves. Ante este anuncio, la portavoz del PP en el ayuntamiento, Esperanza Aguirre, ha vuelto ha sacar la artillería contra la decisión de la regidora de Ahora Madrid (partido integrado por Podemos).

La 'lideresa' conservadora ha insistido en que el cierrre al tráfico, que se ha llevado a cabo con vayas y cintas, "es un horror, una chapuza y una improvisación cutre y esperpética". En una entrevista en Antena 3, ha vaticinado que si la alcaldesa impide de forma permanente la circulación de vehículos en la emblemática calle, perderá la alcaldía en las próximas elecciones. "Carmena no sé donde vive, ójala corte la Gran Vía, porque así ganaremos las elecciones con más mayoría", ha señalado. El PP venció en los comicios municipales de mayo del 2015 pero se quedó por detrás de la suma de Ahora Madrid con el PSOE. Según el vaticinio de Aguirre, el malestar que provocaría a vecinos, comerciantes y hosteleros el cierre de una de las arterias principales de Madrid daría al PP esos votos esenciales para recuperar la alcaldía.  

La portavoz del grupo municipal ha reiterado que el corte de tráfico no busca mejorar la calidad del aire sino que detrás de la decisión hay una "razón ideológica". "Carmena quiere pasar a la historia como la que quitó los coches de la Gran Vía", ha lamentado, especificando que no ha tenido en cuenta que se trata de un "eje este-oeste" fundamental, en su opinión, para la movilidad rodada en la capital de España. "Todo se ha hecho sin consultar y de un día para otro", ha añadido.

Por contra, Carmena, en una entrevista en Onda Cero, argumentó el jueves que "las ciudades importantes han optado por la peatonalización. Es algo imparable y algo interesante. Como Ayuntamiento responsable vamos a evaluarlo. Los datos son mucho más positivos que críticos", señaló, indicando que cuando pase la campaña de Navidad analizarán los datos con los que cuenta el Consistorio y los que les aporten otros implicados en el cierre como el pequeño y gran comercio.