Ir a contenido

Vía libre a la ley del voto electrónico desde el exterior

El Parlament rechaza las enmiendas del PP y Ciutadans contra la norma

El Govern deja abierta la puerta a usar la vía digital también en el referéndum

FIDEL MASREAL / BARCELONA

La consellera de Governació, Meritxell Borràs, en el Palau de la Generalitat.

La consellera de Governació, Meritxell Borràs, en el Palau de la Generalitat. / FERRAN SENDRA

El pleno del Parlament ha rechazado las enmiendas del PP y Ciutadans contra el proyecto de ley del Govern para permitir el voto electrónico por internet de los catalanes residentes en el extranjero. El Govern ha contado con el apoyo del resto de grupos para evitar que prosperasen las tesis de populares y Ciutadans, que argumentan que la ley invade competencias estatales.

La 'consellera' de Governació, Meritxell Borràs, ha asegurado que la ley permitirá el voto a través de internet con todas las garantías de seguridad y confidencialidad como sucede en otros países. Además, ha dejado la puerta abierta a que este procedimiento pudiera usarse en el referéndum que el Govern quiere convocar sobre la independencia el próximo año: "se aplicará en las elecciones al Parlament y a otros instrumentos de consulta popular en el ámbito de competencias de la Generalitat que prevean esta modalidad de voto".

Borràs ha descrito como un "calvario" y una "vergüenza" lo sucedido en las elecciones autonómicas del 27-S cuando de 21 solicitudes de catalanes en el extranjero para ejercer el derecho a voto, sólo 14.000 pudieron votar con el método clásico del voto por correo. El Govern presentó un recurso  ante el tribunal Contencioso-administrativo tras haber recibido en este sentido 500 quejas ciudadanas. La 'consellera' ha subrayado que con la ley se pretende "evitar la vergüenza de que tantos catalanes no pudieran votar. El sistema actual no permite esta garantía.

SEGÚN EL PP Y C', INVADE COMPETENCIAS

El PP y Ciutadans han argumentado que la ley del Govern invade competencias del Estado. Según la popular Esperanza García, se trata de otro instrumento al servicio del indpendentismo: "No es una ley para mejorar las garantías de accesibilidad al voto, es una herramienta más de un hiperventilado independentismo que a la busca de una mayoría social que no tiene quiere hallarla con un voto electrónico en el extranjero que 12 países de nuestro entorno han prohibido”. En palabras del diputado de Ciutadans Carlos Carrizosa, se trata de una "herramienta de confrontación que trata de eludir las obligaciones estatutarias de tener una ley electoral con mayorías de tres quintos, se quieren saltar la constitución y no hacen caso del Estatuto cuando les interesa”.

El resto de grupos han mostrado su apoyo a la tramitación de la ley, que seguirá ahora su curso en el Parlament con el debate de su contenido y la aprobación definitiva si la mayoría que se ha exhibido hoy se mantiene en la votación final.

0 Comentarios
cargando