Ir a contenido

SESIÓN DE CONTROL AL GOBIERNO

Rajoy no cede ante una oposición que le pide diálogo en el Congreso

Hernando reclama un pacto en RTVE e Iglesias que no haya vetos a las decisiones del Parlamento

Montoro se desentiende de las medida concretas del acuerdo de investidura entre PP y Ciudadanos

Juan Ruiz Sierra Rosa Maria Sánchez

Mariano Rajoy se dirige al Congreso, este miércoles durante la sesión de control al Gobierno. 

Mariano Rajoy se dirige al Congreso, este miércoles durante la sesión de control al Gobierno.  / AGUSTIN CATALAN

Mariano Rajoy ha enfocado este miércoles la segunda sesión de control al Gobierno de legislatura de forma muy similar a la que empleaba el año pasado, cuando el PP contaba con mayoría absoluta en el Congreso. El jefe del Ejecutivo no ha cedido a las exigencias de diálogo y pacto por parte de los dos grupos más importantes de la oposición, el PSOE y Podemos.

Desde el primer partido, Antonio Hernando le ha pedido un acuerdo sobre RTVE. Desde el segundo, Pablo Iglesias ha reclamado al Gobierno que no continúe ejerciendo el veto a las iniciativas que apruebe la Cámara baja y que afecten a los presupuestos. La más importante de ellas ha sido sobre la proposición parlamentaria que pedía la paralización del calendario de la polémica ley educativa, la LOMCE.

"ADAPTARSE A LOS CAMBIOS"

Pero Rajoy, pese a que el equilibrio de fuerzas en este periodo le obligará a pactar las leyes, no ha tendido la mano. Primero ha negado cualquier fallo en el ente público, pese a su caída de audiencias y las continúas acusaciones de falta de pluralidad, quitando importancia al “gran acuerdo” que reclaman los socialistas. “El reto más importante de RTVE hoy en día es adaptarse a los cambios que se están produciendo”, ha señalado el líder del PP poco después de alabar, por su presunta imparcialidad, los servicios informativos de la radio y la televisión públicas.

Con Iglesias, que le ha preguntado cómo piensa ejecutar las decisiones del Parlamento, el presidente se ha limitado a repasar, tal y como establece el ordenamiento jurídico, la división de poderes entre el ejecutivo, el legislativo y el judicial. “La función del Gobierno es gobernar”, ha concluido Rajoy.  

MONTORO MARCA DISTANCIAS CON CIUDADANOS

Dentro de la actitud que la oposición percibe como un síntoma de ninguneo, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha marcado distancias respecto al acuerdo para la investidura de Mariano Rajoy firmado entre el PP y Ciudadanos. Montoro se ha desentendido de los términos económicos del acuerdo cuando en la sesión de control el portavoz de Economía de Cs, Toni Roldán, le ha preguntado por algunos de los compromisos concretos, como el de ahorrar 1.000 millones en la administración, no subir IRPF e IVA, no recortar partidas sociales ni de innovación, y aumentarlas.

“No es que no me comprometa, es que no estamos ya en eso”, ha respondido Montoro a Roldán, antes de apuntar que las subidas del IRPF que abordó el PP “ya ha sido corregida” y que el total del gasto social ha subido en los últimos años.

 “Ahora es el momento de construir. ¿Compromisos?, ya no estamos en eso”, ha vuelto a decir Montoro a Roldán, que ha puesto en duda que el ministro de Hacienda haya asumido el pacto con Ciudadanos. “A lo mejor usted no está de acuerdo con el acuerdo”, ha cuestionado el portavoz de Cs a Montoro.

Lejos de asumir compromisos concretos, ha sido el ministro de Hacienda quien le ha devuelto la cuestión a Ciudadanos: "¿Se comprometen ustedes con la reducción del déficit público de acuerdo con la senda acordada con las autoritdades europeas?". Montoro ha puesto así el dedo en la llaga de las discrepancias que están guiando la negociación presupuetaria entre el Gobierno y el partido de Albert Rivera, pues Hacienda entiende que las propuestas de Ciudadanos impiden cumplir los compromisos con Bruselas, algo que niega Ciudadanos. 

Montoro interpreta que el acuerdo con Cs es mucho más genérico y consiste en “favorecer el crecimiento, el empleo de calidad, la competitividad de la economía”, así como la modernización de la administración. “Así es como debemos entender el compromiso con Ciudadanos”, ha dicho Montoro, después de reconocer que la participación del grupo que preside Albert Rivera “es fundamental en esta legislatura”.

PLAN DE AHORRO DE 900 MILLONES

Montoro ha aprovechado la pregunta del diputado del PP Juan José Matarí para anunciar que su Departamento va a coordinar la implantación de un nuevo plan de impulso y transformación de la Administración Pública para 2017-2019, que implicará un ahorro de 900 millones de euros durante el próximo año. Esta iniciativa dará continuidad al plan CORA (Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas) en los ejes de reforma de gobernanza pública, nuevas tecnologías, empleo público y racionalización de las estructuras del sector público, según el ministro.