04 ago 2020

Ir a contenido

SESIÓN DE CONTROL EN EL PARLAMENT

Puigdemont pone en cuestión la voluntad de diálogo del Gobierno

El 'president', que se reunirá este viernes con Millo, reclama un "trato bilateral"

El PSC solicita a Forcadell un informe sobre la legalidad de los presupuestos

FIDEL MASREAL / BARCELONA

El ’president’ Carles Puigdemont conversa con el vicepresidente Oriol Junqueras y la ’consellera’ Neus Munté.

El ’president’ Carles Puigdemont conversa con el vicepresidente Oriol Junqueras y la ’consellera’ Neus Munté. / EFE / MARTA PÉREZ

El 'president' de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha aprovechado la sesión de control al Govern para cuestionar la voluntad de diálogo expresada por el Gobierno del PP: "Un anuncio de diálogo no es diálogo". Tras una intervención del popular Xavier García Albiol afirmando que el Ejecutivo central está enviando "señales", Puigdemont ha ironizado: "Estas señales que usted ve y nosotros no adivinamos, deben ser señales de humo o telégrafo, pero señales convencionales no llegan", ha afirmado. Puigdemont ha insistido en que apuesta por el diálogo, pero ha exigido un trato bilateral. PP, Ciutadans PSC le han afeado la vía unilateral que la CUP le ha vuelto a reclamar, mientras Catalunya Sí que es Pot ha reclamado una actitud combativa ante las compañías eléctricas para implicarlas en la lucha contra la pobreza energética.

Pero al lado de los reproches, cabe destacar que, como hizo el 'expresident' Mas el pasado lunes, Puigdemont ha lanzado un mensaje de mano tendida: "Nos gustaría establecer un diálogo con el Estado, sin condiciones, para hablar absolutamente de todo. Pero este diálogo no se está produciendo y los gestos que nos envían no van en esta dirección", ha afirmado. Y ha comenzado a trazar algunos ingredientes de cómo debería abordarse el diálogo: "Nos hemos ganado el derecho" a un trato bilateral, ha afirmado el 'president', que ha reclamado concreciones y gestos.

REUNIÓN CON MILLO

"Tampoco nosotros hemos de poner como única condición que renuncien a su idea", ha añadido el 'president', antes de insistir en que las apelaciones al diálogo son "una operación de propaganda". Puigdemont ha asegurado que las conferencias de presidentes no sirven para nada así como las conferencias sectoriales: "En estos espacios [como la conferencia de Educación] de margen no hay poco, hay cero, incluso contando con otras comunidades”.

Puigdemont tendrá ocasión de contrastar estas posiciones con el nuevo delegado del Gobierno en Catalunya, Enric MIllo, quien ha anunciado que el viernes mantendrá una entrevista con el 'president' en la que abordarán la situación del proceso soberanista. Desde su toma de posesión, Millo ya anunció su voluntad de reunirse con el 'president' y quiere transmitirle la voluntad del Gobierno español de buscar soluciones dialogadas al "conflicto territorial", pese a las tensiones entre ambos ejecutivos por el proceso soberanista.

El líder parlamentario del PPC, Xavier Garcia Albiol, ha advertido a Puigdemont una vez más que el Gobierno del PP impedirá el referéndum unilateral y le había asegurado que "el Gobierno de España se ha movido, está enviando señales. "No se quede haciendo la estatua y es más, tenga muy claro que para la sociedad catalana el auténtico dilema es entre los que quieren instalarse en el conflicto y aquellos, como nosotros y la inmensa mayoría, que apostamos por superarlo, ¿podemos contar con usted y su Gobierno?", ha preguntado.

PETICIONES DEL PSC

Por su parte, el PSC ha pedido por escrito a la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que solicite un informe a los servicios jurídicos de la Cámara sobre la legalidad de los presupuestos del 2017 y ha oficializado, también por escrito, su reclamación a la Mesa de la Cámara para que reconsidere la admisión a trámite de las cuentas. Con la firma del primer secretario del partido, Miquel Iceta, los socialistas sostienen que el proyecto de presupuestos contiene previsiones "que podrían ser consideradas contrarias" a las sentencias del Tribunal Constitucional, en concreto por lo que se refiere a la partida para financiar un hipotético referéndum soberanista.

Sí que es Pot pide actuar contra las eléctricas

El líder del grupo de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, ha reclamado al Govern una actuación contundente respecto a las compañías eléctricas con convenios que las obliguen a implicarse económicamente en la lucha contra la pobreza energética. Puigdemont ha admitido que con la actual ley en la mano el Govern no puede obligar a las eléctricas a implicarse y ha admitido que su grado de implicación es menor de la necesaria: "No tenemos la fuerza de constreñimiento para que estas compañías, no todas, pongan de su parte, lo que sería no legal sino justo y decente que pusieran”.