Ir a contenido

LA DUODÉCIMA LEGISLATURA

Semana clave para comprobar la salud del pacto entre el PP y Ciudadanos

El Gobierno debe decidir antes del miércoles si intenta recuperar más dinero de la amnistía fiscal, como reclama el partido naranja

La ausencia de reuniones con Hacienda pone de manifiesto la difícil relación entre el Ejecutivo y el equipo de Rivera

Pilar Santos

Mariano Rajoy va a saludar a Albert Rivera para agradecerle su apoyo en la investidura, el pasado sábado 29 de octubre.

Mariano Rajoy va a saludar a Albert Rivera para agradecerle su apoyo en la investidura, el pasado sábado 29 de octubre. / EFE / JUAN CARLOS HIDALGO

La semana pasada, sin miramientos y ante un nutrido número de periodistas, un ministro se burlaba en los pasillos del Senado del acuerdo de 150 medidas con Ciudadanos. “Es un pacto de investidura, no de Gobierno”, decía antes de añadir que veía muy “nerviosos” a los de Albert Rivera. “Nosotros ahora tenemos que hablar con todos, no solo con Ciudadanos”, comentaba para remarcar la obviedad de que solo con el partido naranja el PP no puede sacar ninguna votación adelante. Y en esa complicada situación está Ciudadanos: se tragó el sapo de olvidar el veto a Mariano Rajoy con el que había hecho campaña y le dio el sí a la investidura a cambio de 150 medidas que, por ahora, van por mal camino.

Esta semana es clave para comprobar si ese paquete de “compromisos para mejorar España” que Rivera se enorgulleció de dejar negro sobre blanco, va a servir a Ciudadanos para marcar perfil en una legislatura en la que corre el riesgo de acabar difuminado y como una muleta accesoria del PP. Una de esas 150 medidas de las que el dirigente del partido naranja ha hecho bandera es la recuperación del 10% del dinero de la amnistía fiscal. Y es la más urgente de todas. El Gobierno se está haciendo el remolón y el partido naranja considera que Hacienda tiene solo hasta el miércoles para reabrir los procedimientos para que los expedientes no prescriban legalmente.

Ciudadanos exige que se obligue a la Dirección General de la Agencia Tributaria a realizar con carácter de urgencia las comprobaciones inspectoras antes de ese día 30. Fuentes de Hacienda ya le han hecho llegar a los de Rivera que no son partidarios de cambiar las reglas de juego ahora si no se quiere acabar en los tribunales, y perder, y que, como ya dejaron claro en una iniciativa en el Congreso, a lo único que están dispuestos los populares es a revisar las declaraciones de todos los que se acogieron a la amnistía para comprobar que regularizaron todo lo que tenían y no se olvidaron nada en el cajón.

LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

El otro gran asunto que también se dirimirá esta semana y servirá de termómetro para ver cómo va la relación es la aprobación del techo de gasto. Ciudadanos hizo público la semana pasada su malestar por la ausencia de Hacienda de unas conversaciones que el equipo liderado por Luis Garicano ha mantenido en exclusiva con el departamento de Economía, de Luis de Guindos. El partido naranja quería que ese techo fuera más elevado que este año para asegurarse que habrá cobertura para algunas de las medidas de más calado de su acuerdo con el PP (complemento social garantizado, 1.300 millones; plan contra la pobreza infantil, 1.000 millones, o más dinero para la dependencia, 400 millones). Sin embargo, el mensaje que le ha llegado de Hacienda no ha sido demasiado positivo.

Además, Ciudadanos y el PP acordaron formar “en el primer mes de Gobierno” un grupo de trabajo que actuara de forma paralela y coordinada con el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) para ofrecer propuestas sobre un nuevo modelo de financiación territorial, pero ese órgano, el CPFF, se va a reunir este jueves sin que se haya creado.

“Veremos la fiabilidad del pacto cuando acabe esta semana”, dice el vicesecretario general, José Manuel Villegas, que insiste en que si Rajoy destaca en todos sus discursos que “España está creciendo gracias a sus medidas” entonces “debe haber margen suficiente para aplicar todas las medidas aprobadas por los dos partidos”.

REFORMA EXPRÉS PARA LOS AFORAMIENTOS

Además, también “en los dos primeros meses”, afirma Villegas, se debe poner en marcha una reforma exprés de la Constitución para eliminar los aforamientos y hay que limitar por ley los mandatos presidenciales a ocho años o dos legislaturas.

Hasta ahora, el PP sí que ha empezado a cumplir en dos áreas sensibles con Ciudadanos: la educación y los autónomos. Los populares, los socialistas y el partido naranja acordaron crear una subcomisión parlamentaria con el objetivo de impulsar un pacto educativo para elaborar una nueva ley que sustituya a la polémica LOMCE. Respecto a los autónomos, precisamente este martes el Congreso decide si tramita la que será la primera proposición de ley de Rivera, con medidas para modular las multas por retrasos en el pago de cuotas y una mayor flexibilidad para el cambio de la base de cotización, entre otros puntos.

Villegas tuvo ocasión de mostrar su preocupación por el atasco del acuerdo a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, el pasado viernes. La número dos del Ejecutivo le recibió en su despacho de la Moncloa para hablar sobre el techo de gasto y el calendario legislativo de las próximas semanas, según el dirigente de Ciudadanos. Esta semana se verá si la presión de Ciudadanos surte algún efecto.