Ir a contenido

PRESUNTOS DELITOS DE FALSEDAD Y COHECHO

Vicente Martínez Pujalte califica de "asunto privado" la causa contra él

El exdiputado del PP declara por cobrar a través de una empresa supuestos trabajos inexistentes

El exdiputado del PP Vicente Martínez Pujalte, en septiembre del 2015, en el Congreso.

El exdiputado del PP Vicente Martínez Pujalte, en septiembre del 2015, en el Congreso. / JUAN MANUEL PRATS

El exdiputado del PP Vicente Martínez Pujalte desvinculó este miércoles de su gestión pública la causa contra él por los presuntos delitos de falsedad documental y cohecho, defendiendo que el asunto se refiere a "una relación mercantil privada".

Martínez Pujalte compareció durante dos horas ante la jueza que le investiga a raíz de una denuncia de la fiscalía por el cobro de trabajos supuestamente inexistentes a través de una empresa de la que era socio junto a la exsenadora del PP Ana Torme. Previamente, esta, que también declaró este miércoles, había denunciado los hechos ante el ministerio público.

"Es un asunto privado que no tiene nada que ver con mi gestión pública", señaló Martínez Pujalte al concluir su declaración, informa Efe. La exsenadora, de cuya declaración no trascendieron detalles, abandonó los juzgados visiblemente emocionada y no quiso hacer declaraciones a los periodistas.

TORME LE ACUSÓ DE ENGAÑARLA

La fiscalía de Valladolid abrió diligencias en mayo contra Pujalte y Torme por falsedad documental y cohecho en el Juzgado de Instrucción 5 de Valladolid, que se inhibió en favor de los juzgados de Madrid. El ministerio público inició la investigación a raíz de una denuncia de la exsenadora presentada el 15 de junio del 2015 contra Pujalte, al que acusa de haberla engañado.

Martínez Pujalte y Torme compaginaban su labor parlamentaria con su dedicación a la empresa de consultoría Sirga XXI, constituida en octubre del 2008, a través de la que podrían haber cobrado por trabajos no realizados. Torme le vendió su participación en el 2011.

Entre las empresas que habrían pagado estarían Construcciones Llorente S. A.; Scardovi, administrada por el exdiputado del PP Pedro Gómez de la Serna; Karistia, por Gustavo de Arístegui, y Mind Talent, por Alejandro Ballestero. Torme acusa a Pujalte de ocultarle datos sobre las firmas, que pertenecían a algunos de sus amigos del PP. Es más, dice que estaba convencida de que las regían empresarios y no políticos.