Ir a contenido

ADIÓS A UNA POLÉMICA DIRIGENTE

La vida política de Rita Barberá, en fotos

Las banderas a media asta en el ayuntamiento de Valencia. / MIGUEL LORENZO

Las banderas a media asta en el ayuntamiento de Valencia.
El Congreso de los Diputados ha guardado un minuto de silencio en homenaje a Rita Barberá, fallecida este miércoles en Madrid
El presidente Rajoy, visiblemente afectado en el Congreso.
Tras declarar ante el Tribunal Supremo, el pasado día 21 de noviembre.
Rajoy, Camps y Barberá saltando en un acto electoral del 2007.
Besando la bandera española durante la festividad de la patrona de la Guardia Civil.
Francisco Camps y Barberá a borbo de un Ferrari por el circuito Ricardo Tormo, noviembre del 2009.
Sonriendo ante las cámaras con un bebé en brazos, septiembre del 2011.
Camps y Barberá posando junto a sus carteles electorales en mayo del 2011.
Barberá acompañada por Mariano Rajoy y Francisco Camps junto a la Fallera Mayor en marzo del 2011.
La por entonces alcaldesa de Valencia junto a Carlos fabra y Francisco Camps.
Pasando revista durante el plan de vigilancias de playas.
José María Aznar y Rita Barberá comiendo con Guardiola y Nadal, en marzo del 2001.
Barberá junto a Aznar y los alcaldes del PP, por aquel entonces.
Junto a Jaime Mayor Oreja en el mercado de Ruzafa.
Durante una visita a los talleres de los artistas falleros, en febrero del 2013.
Durante su proclamación como candidata a la alcadía, en el 2015.
Junto a Camps y al presidente de Ferrari Luca Corderoy en el circuito de Cheste, noviembre del 2010.
Ecclestone junto a Camps y Barberá en abril del 2006.
Convención Nacional del PP en enero del 2003.
Bajando de un coche oficial en julio del 2012.
Junto a Jaume Matas portando unas gafas 3D, en noviembre del 2002.
Mostrando orgullosa el bastón de mando, tras ser investida alcaldesa, junio del 2007.

/

Rita Barberá ha fallecido este miércoles tras sufrir un infarto en un hotel de Madrid, cercano al Congreso. El 112 ha recibido un aviso desde el hotel Villa Real, ubicado en la plaza de las Cortes, informando de que una mujer de 68 años necesitaba atención médica al haber sufrido un infarto.

Efectivos del SUMMA le han practicado maniobras de reanimación cardiopulmonar durante media hora, pero no han podido salvar a Barberá.

"La jefa", como ella misma admitió con orgullo que la llamaban, no se cortaba dando órdenes, no siempre amistosas, veces con un simple gesto mirada. Junto a estas líneas, algunos de esos momentos de la vida pública de la que fue 32 años diputada y 24 años al frente de la tercera ciudad del Estado.