ALIANZA DE IZQUIERDAS

Podemos debatirá en su congreso estatal la fusión con IU

Pablo Iglesias no adelanta cuál es su propuesta pero señala la necesidad de conservar cierta independencia

Alberto Garzón pide "superar" la coalición con los morados "lo antes posible"

Pablo Echenique comparece en rueda de prensa tras la ejecutiva.

Pablo Echenique comparece en rueda de prensa tras la ejecutiva. / JUAN MANUEL PRATS

1
Se lee en minutos
Iolanda Mármol
Iolanda Mármol

Periodista

ver +

Podemos discutirá en su congreso estatal, Vistalegre II, la posible integración con IU. Aunque los líderes de ambas formaciones, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, han manifestado en múltiples ocasiones su predisposición a buscar una nueva fórmula que trascienda la coalición electoral, ha sido este lunes cuando la dirección del partido morado ha confirmado que el debate estará sobre la mesa  en la asamblea ciudadana que tendrá lugar en invierno del 2017.

La confirmación llega el mismo día en que el coordinador general de IU ha pedido "superar" la coalición "lo antes posible", unas declaraciones que sorprendieron porque no todas las corrientes de Podemos ven con buenos ojos ese acercamiento orgánico ni comparten tampoco las prisas. La discusión llega tras el registro en el Ministerio del Interior de la marca Unidos Podemos como partido, el 29 de septiembre, y con las gestiones de IU para vender su sede en Madrid. Para poder aprobar la fusión, la fuerza de izquierdas debería liquidar previamente su deuda, de 8 millones de euros.

Iglesias no quiso anunciar si tiene ya una propuesta concreta para ser debatida y lo único que adelantó este lunes es que, a su juicio, el proceso tiene que construirse "por abajo" y "respetando la independencia de todas las formaciones". Una de las posibilidades sobre las que se viene especulando es que se busque una fórmula similar a la de IU, en la que están integrados varios partidos.

DISCREPANCIAS ENTRE PODEMISTAS

Noticias relacionadas

La discusión sobre la fusión de Podemos e IU ha despertado algunas de las discrepancias más sonadas entre las familias moradas. Antes del 26-J, Iglesias y Garzón sellaron la coalición electoral (Unidos Podemos)(Unidos Podemos) con la que esperaban superar al PSOE. Durante la campaña, con todos los sondeos pronosticando el 'sorpasso', ambos líderes anunciaron que la una alianza electoral era solo el primer paso hacia una integración orgánica.

El plan suscitó escaso entusiasmo al sector afín al secretario político, Íñigo Errejón, que aceptó a regañadientes concurrir juntos a las elecciones, pero reclama estructuras "independientes". Tras del 26-J el debate quedó zanjado. Al emerger de nuevo, algunas voces apuntan a que Iglesias y Garzón pudieran tener ya embastado un pacto y llevar el debate a Vistalegre II con el fin último de legitimar con el aval de los militantes una decisión tejida desde la cúpula.