19 sep 2020

Ir a contenido

BARÓMETRO DEL CENTRE D'ESTUDIS D'OPINIÓ

Junts pel Sí y la CUP verían peligrar la mayoría absoluta, según el CEO

El independentismo podría perder hasta seis escaños y Ciutadans recupera terreno frente a Sí que es Pot

Jose Rico

El bajón independentista en votos también podría tener esta vez su traslación en escaños, según el último barómetro del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO) de la Generalitat. Las fuerzas secesionistas verían peligrar su mayoría absoluta en el Parlament tras retroceder un par de escaños respecto a las elecciones del 27 de septiembre del 2015. Partiendo de la base de que CDC (ahora PDC) y ERC volverán a concurrir juntas a los próximos comicios, Junts pel Sí conseguiría ahora entre 60 y 62 diputados, dos menos o los mismos que los que tiene en la actualidad (62). Esta candidatura conjunta y la CUP, que bajaría de 10 a entre 6 y 8 parlamentarios, se movería por tanto en una horquilla de entre 66 y 70 representantes, siendo 68 el listón de la mayoría absoluta.

La encuesta está elaborada a partir de 1.500 entrevistas entre el 17 de octubre y el 3 de noviembre, es decir, en pleno desenlace de la investidura de Mariano Rajoy y semanas después de que Carles Puigdemont superase con nota la cuestión de confianza y el debate de política general. El director del CEO, Jordi Argelaguet, ha atribuido la pérdida de fuerza del independentismo al impacto que ha tenido en los últimos meses la situación de bloqueo en la política española. "Los parlamentos español y catalán tienden a parecerse cada vez más", ha afirmado.

Este resultado del bloque independentista es calcado al que reflejaba el barómetro de julio. Los únicos movimientos respecto a aquel sondeo se han producido entre las fuerzas no secesionistas. Ciutadans lograría esta vez conservar su condición de primer partido de la oposición pese a caer de 25 a 20-21 diputados. Catalunya Sí que es Pot, que en julio se colocaba en segunda posición, se quedaría ahora en 19-20 parlamentarios, que en cualquier caso supone mejorar con crecer los 11 representantes actuales. El PSC cedería espacio a la izquierda alternativa y pasaría de 16 a 14-15 escaños, mientras que el PPC se beneficiaría del retroceso de Ciutadans 'saltando' de 11 a 13-14 diputados.

TRASVASES DE VOTO

El estudio detecta un trasvase de votos de la CUP a Junts pel Sí, pues el 21,3% de los encuestados que dicen que votaron a los anticapitalistas optarían ahora por la coalición del PDC y ERC. Argelaguet ha destacado que la subida de Sí que es Pot en el sondeo se explicaría por captación de voto de votantes del PSC, de la CUP y de los abstencionistas.

En cuanto al repunte del PP, el director del CEO ha estimado que puede haber influido la actual coyuntura por el debate previo a la formación de Gobierno en España, ya que el electorado, en su comportamiento, "cada vez distingue menos entre elecciones autonómicas y generales". También ha concluido que Ciudadanos, que perdería fuerza en el Parlament, puede variar en las encuestas hacia arriba o hacia abajo en función del papel que desempeñe a partir de ahora en el Congreso.

Y en unas elecciones generales...

Si ahora se celebrasen elecciones generales, el CEO indica que en Catalunya las volvería a ganar En Comú Podem manteniendo los 12-13 escaños, con incremento de intención de voto, mientras que ERC subiría de 9 a 12-13 diputados. CDC (hoy PDC) caería en intención de voto y se situaría en los 6-8 diputados (ahora tiene 8), el PSC se mantendría en 6-7, el PP conservaría los 6 diputados y Ciudadanos se situaría entre 3-5 parlamentarios.