Rajoy pide al PP que la corrupción se convierta en "historia"

Rudi organizará el congreso popular, que será del 10 al 12 de febrero, y Cifuentes lo presidirá

El presidente evita confirmar si Cospedal seguirá como secretaria general de los conservadores

Mariano Rajoy, ha dejado muy claro ante la Junta Directiva Nacional de su partido que su primer objetivo es la aprobación de los Presupuestos para 2017 y del techo de gasto. El PSOE niega que vaya a apoyar sus cuentas, algo confirmado esta misma mañana por la presidenta andaluza Susana Díaz. / ATLAS

Mariano Rajoy, ha dejado muy claro ante la Junta Directiva Nacional de su partido que su primer objetivo es la aprobación de los Presupuestos para 2017 y del techo de gasto. El PSOE niega que vaya a apoyar sus cuentas, algo confirmado esta misma mañana por la presidenta andaluza Susana Díaz.
>La portavoz adjunta del PP en el Congreso, Celia Villalobos, ha declarado a los periodistas en la entrada de Génova antes de la reunión de la Junta Directiva, que no entiende “el no porque no” del PSOE, y ha instado a los socialistas a que se sienten a negociar.

/

Se lee en minutos

PATRICIA MARTÍN / MADRID

Aunque otros partidos, imbuidos en discusiones internas, aún no saben cuándo celebrarán sus congresos, el PP fijó este lunes que el cónclave en el que se renovará su proyecto político será los días 10, 11 y 12 de febrero. Su junta directiva dio este lunes el pistoletazo de salida con la designación del comité organizador, que presidirá la aragonesa Luisa Fernanda Rudi, así como las ponencias, sus coordinadores e incluso la apertura oficial del plazo de presentación de candidaturas. Todo muy democrático pese a que los populares dan por hecho que solo habrá un aspirante, Mariano Rajoy, quien evitó, sin embargo, avanzar su predisposición.

En un discurso ante la plana mayor del PP y buena parte de su nuevo Gabinete, el líder conservador reclamó a los suyos "seguir trabajando intensamente para evitar que se vuelvan a producir prácticas" políticas ilegales como las que se han vivido en España "en los tiempos". Pese a que Rajoy normalmente pasa de puntillas sobre los escándalos de corrupción que han afectado a sus filas, en dos momentos distintos de su diatriba fijó la necesidad de que "las cosas vividas se conviertan en historia".

No hubo, por tanto, asunción de responsabilidades --"nos hemos equivocado algunas veces", dijo de forma genérica-- pero sí un guiño hacia C’s y el PSOE, formaciones a las que necesita cortejar si quiere que la legislatura sea duradera.

AVISO DE QUE EL PP SE RECUPERA

Aun así, como advertencia a la oposición, avisó de que los últimos sondeos electorales indican que los españoles están perdonando al PP y comienzan ya a recuperar de forma mayoritaria la confianza en su organización. 

Rajoy anima a Puigdemont a acudir a la Conferencia de Presidentes

Además, comentó que en las "próximas fechas" le convocará a un encuentro, después de que el 'president' se lo pidiera hace unos días. Eso sí, insistió en que no aceptará "contratos de adhesión" ni referendos que liquiden la soberanía nacional. Asimismo expresó su deseo de "involucrar a todas las fuerzas políticas que puedan construir" en la resolución del conflicto catalán, informa Pilar Santos. 

En su primer discurso después de dar a conocer a los integrantes de su nuevo Gobierno, el líder conservador se mostró consciente de las aspiraciones no recompensadas de algunos dirigentes. "No he podido satisfacer a todos", admitió. Pero, en tono frío, señaló que "la vida continúa y da muchas vueltas".

LA INCÓGNITA SOBRE EL NÚMERO DOS

A su lado se sentaba Dolores de Cospedal, elegida por el presidente como ministra de Defensa. Una de las incógnitas del próximo congreso es si compatibilizará este cargo con el de secretaria general del PP. En su toma de posesión como máxima responsable de las fuerzas armadas trasladó a los periodistas, en una charla informal, que seguirá como número dos de la formación. Pero poco después, el vicesecretario de organización del partido, Fernando Martínez-Maillocorrigió esta previsión y aseguró que la decisión no se tomará hasta febrero, por aquello de guardar las formas.

Te puede interesar

El propio Rajoy evitó este lunes confirmar la continuidad de Cospedal como secretaria general y, en una rueda de prensa en la Moncloa, tiró balones fuera con el argumento de que aún queda "mucho tiempo".

El congreso conservador, que presidirá Cristina Cifuentes, presidenta de la Comunidad de Madrid, dado que será en la capital, se celebrará bajo la tutela de los estatutos actuales, que marcan que los afiliados delegan sus votos en 3.128 compromisarios. Para saber, por tanto, si el PP se abre a las primarias, término que los conservadores denostan, habrá que esperar al cónclave.