La CUP da vía libre a la tramitación de los presupuestos pero no se compromete a aprobarlos

El consejo político avala con 44 votos a favor, 8 en contra y 7 abstenciones el acuerdo inicial con el Govern

Los anticapitalistas insisten en la necesidad de un impuesto a grandes fortunas

Eulàlia Reguant, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell Polític i del Grup d’Acció Parlamentària de la CUP en la que el partido decidió apoyar los presupuestos. / ACN / LAURA BUSQUETS

4
Se lee en minutos

De entrada, sí. A diferencia del portazo de junio, la CUP ha dado este sábado luz verde a la tramitación de los Presupuestos de la Generalitat de Catalunya para el 2017 y la ley de acompañamiento, aunque todavía no se compromete a aprobarlos porque quiere seguir negociando. El Consell Polític y el Grup d'Acció Parlamentària de la CUP se ha reunido este sábado en Artés (Bages) durante tres horas para tomar una decisión sobre el proyecto inicial de cuentas negociado durante las últimas semanas con el Govern de Junts pel Sí. Una enmienda a la totalidad podría haber desencadenado una enmienda en sí a la legislatura y, a diferencia de los presupuestos del 2016, no se presentará.

La decisión se ha tomado después de que la militancia haya debatido durante unas tres horas en torno al documento 'A la cruïla de les tres erres', basado en la idea de que los presupuestos incluyan un mensaje claro de ruptura (con el Estado), de reversión de recortes y privatizaciones (el 'president' Puigdemont ha prometido no sólo no recortar más sino revertir el tijeretazo de los gobiernos de Artur Mas) y de redistribución de la riqueza. El consejo político de la CUP ha dado vía libre a la tramitación con 44 votos a favor, 8 en contra y 7 abstenciones.

OCHO ABSTENCIONES

La diputada de la CUP Eulàlia Reguant ha subrayado que la decisión tomada este sábado consiste en un "sí" a que comience el debate en el Parlament pero esta decisión "no significa que la CUP apruebe definitivamente las cuentas", ha avisado. También ha dejado claro que su grupo seguira negociando: "Lo que hay no es todo lo que tendría que haber, no renunciamos a seguir negociando lo que tiene todo el sentido del mundo, que es grabar a las rentas más altas".

Reguant ha remarcado en este sentido que pese al voto afirmativo de hoy "no son ni serán los presupuestos de la CUP" y que, para evidenciarlo, 2 de sus 10 diputados en el Parlament votarán a favor y 8 se abstendrán.

La formación anticapitalista sigue exigiendo un impuesto a las grandes fortunas similar al que se aplicó en Guipúzcoa, conocido como el 'impuesto Bildu', a la riqueza y a las grandes fortunas (IRGF), que en su primer ejercicio de aplicación, en el e2013 logró que de los casi 8.000 contribuyentes sujetos a esta figura tributaria "solo en 49 casos se produjeron bajas en el censo con respecto al ejercicio anterior que podrían ser por motivos fiscales", es decir, fuga a territorios vecinos, como Vizcaya o, sobre todo, a Madrid, donde las fortunas no pagan el impuesto de patrimonio. De este modo, los autores del impuesto desmentían la tesis contraria a este impuesto, que argumenta que la mayoría de los perjudicados decidirán exportar su patrimonio a otras comunidades.

Las opciones de la CUP este sábaod también incluían la posibilidad de decidir la presentación de una enmienda a la totalidad a los Presupuestos, tal como sucedió con la tramitación fallida de las cuentas de la Generalitat del 2016 que desencadenó que el President Carles Puigdemont se sometiera a una moción de confianza en septiembre pasado y que consiguió superar con el respaldo de la CUP. Pero pese a que las cuentas del 2017, como las anteriores, no toca el IRPF, esta vez los 'cupaires' permitirán tramitar la scuentas.

RECORTE DE LA DEDUCCIÓN POR VIVIENDA

Las medidas negociadas por la CUP y el Govern prevén, entre otros aumentos de tasas (a bebidas azucaradas, energía nuclear, grandes yates, etc)  una modificación fiscal por la que 250.000 contribuyentes del IRPF con ingresos superiores a 30.000 euros anuales dejarán de disfrutar de un 1,5% de deducciónIRPF  adicional por vivienda habitual, lo que supondrá un ahorro para la Generalitat de 11 millones de euros en el 2018.

Noticias relacionadas

Esta rebaja es una de las medidas que Junts pel Sí y su socio anticapitalista han pactado tras un trabajo de "aproximación de posiciones políticas" bajo los principios de "equidad y progresividad", según el secretario de Hacienda de la Generalitat, Lluís Salvadó. Pero no sólo el IRPF se queda igual que estaba (algo que la antigua Convergencia, el PDECat, celebra como una victoria) sino que tampoco se producen modificaciones significativas en el impuesto de patrimonio ni sucesiones.

El PSC acusa a los 'cupaires' de abandonar la política social

Eva Granados, portavoz parlamentaria socialista, ha afeado a la CUP que priorice el independentismo por encima de las necesidades sociales. "Queremos hacer un llamamiento a la choerencia de los militantes de la CUP y que piensen en lo que realmente se necesita: la renta garantizada de ciudadanía, la educación pública o la sanidad pública", ha afirmado Granados, para quien el acuerdo inicial de la CUP con el Govern no representa un aumento sustancial de ingresos. Por su parte, Catalunya Sí que es Pot ha reclamado esta semana a los 'cupaires' que se mantengan firmes en la defensa de una subida de los impuestos directos, como el IRPF, sucesiones y patrimonio. La formación que lidera Lluís Rabell en el Parlament mantiene su posición también crítica con el proyecto de presupuestos del Govern.