EL REPARTO DE LOS RECURSOS PÚBLICOS

Las principales novedades de los presupuestos catalanes del 2017

El Govern prevé crear tres gravámenes y aumentar otros cuatro a las rentas altas

Imagen de una oficina de la Agencia Tributaria durante una campaña de la declaración de la renta.

Imagen de una oficina de la Agencia Tributaria durante una campaña de la declaración de la renta. / EFE / PÉREZ CABEZA

3
Se lee en minutos

GASTO SOCIAL

El gasto total previsto para el año 2017 es de 24.358.388.880,82 euros, un aumento de casi un millón de euros respecto a las cuentas del 2015 y de 611,2 millones en comparación con el proyecto vetado por la CUP para el 2016. El principal incremento es en gasto social: aumenta en 989 millones. La inversión en el departamento de Ensenyament crece en 391 millones; la de Salut en 407 millones, y la de Treball, Afers Socials i Famílies en 191 millones.

GASTO PARA EL 'PROCÉS'

Los presupuestos contienen "partidas explícitas y no explícitas para garantizar la celebración del referéndum y el desarrollo de la fase participativa del proceso constituyente", en un intento de esquivar una posible impugnación del Tribunal Constitucional.

FISCALIDAD

-Se crea un impuesto a las bebidas con exceso de azúcar para recaudar entre 30 y 40 millones.

-Se modifica el impuesto de grandes establecimientos, que gravará centros comerciales, 'garden centers', concesionarios, tiendas de muebles y súpers y establecimientos de más de 1.300 metros cuadrados ubicados fuera de la trama urbana. El objetivo de este cambio es sortear la suspensión por parte del Tribunal de Justicia de la UE y, así, no dejar de ingresar entre unos 15 millones.

-Se crea un impuesto sobre riesgo ambiental de los elementos radiotóxicos para gravar las centrales nucleares, a pesar de la suspensión del anterior impuesto por parte del Tribunal Constitucional y percibir 28 millones en el 2017 y 60 millones en el 2018.

-Se modifica la tasa turística para aumentar la tarifa a las viviendas en ciertos ámbitos del territorio y hacer que tributen todos los cruceristas, independientemente de la estancia, para recaudar unos 7 millones más.

FISCALIDAD PARA LAS RENTAS MÁS ALTAS

-Se modifica el IRPF para rebajar la deducción por compra de vivienda para personas con rentas superiores a 30.000 euros (para recaudar unos 11 millones en el 2018) y para suprimir la deducción por inversión en el Mercado Alternativo Bursátil (para ingresar un millón en el 2018).

-Se incrementan los tipos del impuesto de transmisiones patrimoniales para compras de inmuebles de más de un millón de euros, para compraventas de oro y para actos jurídicos documentados en relación a inmuebles de segunda mano adquiridos para empresas (para que reporte 27 millones más).

-Se crea un nuevo impuesto sobre grandes fortunas para el que tributarían los "bienes inmuebles, vehículos a motor, embarcaciones y aeronaves que pertenecen a personas jurídicas y que no son utilizadas para ninguna actividad económica".

POLÍTICAS SOBRE DEUDA

-Se deroga la ley catalana de estabilidad presupuestaria.

-Se incluyen partidas para desarrollar una auditoría ciudadana de la deuda.

-El gasto previsto para pagar deuda es de 6.000 millones de euros, 1.000 millones menos que en el 2015.

LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN

-Se dota de mayor autonomía a la Sindicatura de Comptes, que podrá investigar a partir de denuncias anónimas.

-Se establecen "criterios de responsabilidad social, ambiental y de género en la contratación administrativa".

-Se obliga a los licitadores a "no realizar operaciones financieras contrarias a la normativa tributaria en países que no tengan normas sobre control de capitales y sean considerados paraísos fiscales por la UE".

REVISIÓN DE LOS RECORTES

-Se elimina la previsión de que el director del Servei Català de la Salut pueda autorizar la utilización de instalaciones públicas sanitarias por parte de operadores no públicos.

-Se incrementa en 874 la plantilla de docentes para el curso 2017/2018, además de los 798 más del curso 2016/2017. Las bajas sobrevenidas se cubrirán desde el séptimo día natural (en lugar de los 10 o 15 actuales) y al inicio de curso, desde el 1 de septiembre (y no el primer día de clase). Los sustitutos o interinos que hayan trabajado seis meses cobrarán en julio. Estas medidas tienen un coste de 100 millones más respecto al 2016.

-Se prohíbe el cierre de líneas educativas públicas y el impulso de nuevos conciertos educativos, así como equiparan los plazos para llenar grupos entre escuela pública y concertada.

Noticias relacionadas

-Se fija una moratoria del decreto de plantillas en toda Catalunya.

-Se revertirá la privatización de Aigües Ter-Llobregat si se mantiene la sentencia judicial dictada en primera instancia por el Tribunal Supremo.