03 jul 2020

Ir a contenido

Polémica por el viaje del rey Felipe a Arabia Saudí

Unidos Podemos denuncia que los "primeros guiños" del nuevo Ejecutivo sean para un país que no respeta los derechos humanos

PP y PSOE justifican la visita, a la que también irán los ministros de Exteriores y Fomento, con el argumento del interés económico

PILAR SANTOS / IOLANDA MÁRMOL / MADRID

El rey Felipe VI pronuncia su discurso en la cumbre de refugiados de la ONU, el lunes. 

El rey Felipe VI pronuncia su discurso en la cumbre de refugiados de la ONU, el lunes.  / EFE / JASON SZENES

Con el nuevo Gobierno ya en marcha después de más de 300 días en funciones, tanto el Ejecutivo como la jefatura del Estado van a reactivar esta semana la agenda internacional y lo van a hacer con un viaje polémico. El rey Felipe VI tiene previsto volar este jueves a Arabia Saudí para iniciar, el sábado, una visita oficial de tres días que está generando críticas en algunos partidos políticos por las restricciones a la libertad de expresión, asociación y reunión y la discriminación de la mujer que se dan en ese país. Las autoridades saudís habían ejecutado a 108 personas entre enero y junio, según Human Rights Watch. 

Felipe VI estará acompañado en ese viaje, que aplazó en febrero por falta de un Gobierno en pleno funcionamiento, por los ministros de Exteriores, Alfonso Dastis, y el de Fomento, Íñigo de la Serna. El PP ha considerado "oportuno" el desplazamiento por los "relevantes" intereses económicos. Está previsto que durante la visita de las autoridades españolas se firme un contrato por el que la empresa pública Navantia construya cinco corbetas para las fuerzas armadas saudís, que garantizaría una carga de trabajo durante cinco años a los astilleros de Ferrol (A Coruña) y San Fernando (Cádiz).

El portavoz del PP en el Congreso, Rafa Hernando, ha subrayado que "el sector exportador" ha ayudado muchoa la economía española a salir de la crisis y ha añadido que "nadie pueda cuestionar" que tanto el Rey como el Gobierno defienden los derechos humanos. 

REFERENCIA AL 'PROCÉS'

Ante las preguntas de la prensa sobre este viaje, Hernando ha aprovechado para cargar contra ERC y el Partit Demòcrata, que han cuestionado la visita, y les ha recordado que si defienden los derechos humanos "en todo el mundo" deberían empezar por cumplir las leyes en Catalunya.

Antonio Hernando, el portavoz del PSOE en la Cámara baja, como el diputado del PP, ha subrayado el compromiso "firme" del Monarca con los derechos humaons y que su viaje responde al apoyo a las empresas españolas.

DOBLES ARGUMENTOS EN PODEMOS

Podemos considera que el Gobierno español podría haber mostrado "más sensibilidad" y que este viaje no hubiera sido el primero del nuevo Ejecutivo. Dastis estuvo este lunes en Bruselas, donde vivía hasta el viernes, por lo que este viaje a Arabia Saudí también se puede considerar como el primero al extranjero del nuevo jefe de la diplomacia española. 

La formación morada debe encajar en este asunto diferentes posiciones. Por un lado, el alcalde de Cádiz, José María González, alias 'Kichi', defiende la venta de las corbetas para estimular el empleo en su zona. "No se le puede cargar a un alcalde con la política exterior de un país", ha argumento el portavoz de Unidos Podemos, Íñigo Errejón. Sin embargo, Errejón sí ha insistido en que el Gobierno debería haber sido más cuidadoso al elegir a quien hace los "primeros guiños".

EL EJEMPLO DE OBAMA EN CUBA

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha evitado censurar la visita del jefe del Estado, pero ha pedido que el desplazamiento del Rey y los dos ministros sirva para exigir derechos humanos en ese país en concreto, al estilo de lo que hizo el presidente de EEUU, Barack Obama, cuando viajó a Cuba.

BUENA RELACIÓN CON LA MONARQUÍA ESPAÑOLA

Juan Carlos mantuvo una estrecha relación con la monarquía saudí durante las casi cuatro décadas que fue jefe de Estado. El rey emérito realizó numerosos viajes a ese país y ayudó en la firma de contratos a las empresas españolas, entre ellos el de AVE a la Meca.

Para Felipe este será el segundo viaje como Monarca a Arabia Saudí, puesto que en enero de 2015 voló a Riad para presentar sus condolencias por el fallecimiento del rey Abdulá.