29 oct 2020

Ir a contenido

LA ESTRATEGIA DE LA FORMACIÓN MORADA

Podemos se desquicia

Pablistas y errejonistas desconocen si el 'caso Espinar' ha activado a los hinchas o a los transversales

Más de 21.000 simpatizantes han elegido ya a su candidato para liderar el partido morado en Madrid

Iolanda Mármol

Ramón Espinar y Rita Maestre, candidatos a las primarias a la dirección de Podemos en la Comunidad de Madrid.

Ramón Espinar y Rita Maestre, candidatos a las primarias a la dirección de Podemos en la Comunidad de Madrid.

La cúpula de Podemos observa con el pulso acelerado el ritmo de las votaciones en Madrid. La inquietud, que ya era elevada, se ha disparado al constatar la alta participación en el proceso de primarias para elegir candidato a liderar el partido en la federación madrileña. En cuatro días han votado más de 21.000 personas, una cifra que les deja tan satisfechos como atónitos. Pablistas y errejonistas tratan de clarificar a qué se debe una votación tan masiva. Están convencidos de que existe un efecto derivado del ‘caso Espinar’, y sin embargo, no logran discernir en qué sentido. Desonocen si el escándalo ha activado a los militantes duros, identificados con las consignas de Pablo Iglesias, que estarían votando resentidos por la creencia de que existe una conspiración en contra de Ramón Espinar, o bien sucede lo contrario: que los podemistas menos activos se han volcado ahora en masa, molestos por el escándalo e ilusionados en otro tipo de liderazgo. 

Ambas facciones admiten que los militantes más radicales están movilizados, porque es un perfil que reacciona bien al mensaje indignado antiélite. Sin embargo, saben que se trata de un núcleo duro pero no masivo, y una participación tan elevada les hace pensar que hay un electorado durmiente que ha despertado. Hasta ahora, en los procesos orgánicos de Podemos una participación alta ha favorecido siempre al errejonismo. ¿Por qué votan ahora tantos simpatizantes? ¿Por quién? ¿Contra quién? ¿Se trata de afines al errejonismo o nuevos conquistados por Iglesias? Nadie se atreve a asegurarlo. 

Las urnas virtuales están abiertas hasta el miércoles a medianoche y los resultados se conocerán el viernes. Hasta entonces, los equipos de Espinar y la errejonista Rita Maestre tratan de destripar todos los índices de que disponen para averiguar el perfil de quienes están participando. 

LAS CLAVES: TWITTER Y LOS 'ANTICAPIS'

Uno de estos índices es Twitter. Como en el partido morado la influencia se mueve principalmente en las redes sociales, los equipos se han volcado en intensificar ahí la campaña y también en monitorizar las reacciones. Hasta el momento, admiten desde las dos partes, la candidatura de Maestre se impone, pero la lucha es tan reñida que hacer un pronóstico basado en tráfico en la red es arriesgado.

La otra clave en la disputa son los votos de Izquierda Anticapitalista (IA).  Espinar promovió un pacto con ellos y asumió el grueso de sus demandas para conseguir una alianza fuerte contra Maestre. Aun así, perdieron la primera votación, la de los documentos, hace dos semanas. Tras el escándalo, IA mantiene el acuerdo, pero desconoce la reacción de sus militantes. Algunas corrientes han expresado su malestar y distanciamiento del proyecto pablista, lo que aumenta el nerviosismo en la candidatura, puesto que tradicionalmente los 'anticapis' (como se denominan coloquialmente en el entorno podemista) son los más comprometidos y participativos.