Los diputados del PSOE que votaron 'no' a Rajoy alegan motivos éticos

Los parlamentarios recuerdan la corrupción del PP y el compromiso de los socialistas con sus votantes

Las diputadas Margarita Robles y Susana Sumelzo, que mantuvieron el ’no’ a Rajoy, la semana pasada en el Congreso. 

Las diputadas Margarita Robles y Susana Sumelzo, que mantuvieron el ’no’ a Rajoy, la semana pasada en el Congreso.  / EFE / CHEMA MOYA

1
Se lee en minutos
Juan Ruiz Sierra
Juan Ruiz Sierra

Periodista

ver +

Los ocho diputados del PSOE que desobedecieron el mandato del comité federal de su partido, al votar en contra de la investidura de Mariano Rajoy en lugar de abstenerse, han remitido este lunes cartas en la que aseguran que su opción obedecía a una “concepción ética de la política”. Los escritos han sido enviados al responsable de disciplina del grupo socialista, Luis Carlos Sahuquillo, quien hace una semana comunicó a los díscolos que tendrán que enfrentarse a una multa de entre 200 y 600 euros.multa de entre 200 y 600 euros Además, aquellos que formen parte de la dirección del grupo, como la catalana Meritxell Batet, o presidan alguna comisión en el Congreso, caso de Margarita Robles, serán en principio relevados de estos puestos.

Noticias relacionadas

Las alegaciones de los diputados del PSOE vienen a sumarse a las que ya llevaron a cabo los siete representantes del PSC en la Cámara baja, que hace unos días defendieron su voto en contra del líder del PP por motivos de “conciencia” y mostraron su voluntad de “seguir trabajando con el resto de los socialistas”.

LOS "INCUMPLIMIENTOS ELECTORALES" 

Los escritos de este lunes, enviados individualmente por cada uno de los representes del PSOE pero de contenido idéntico, discurren por el mismo cauce que siguieron los socialistas catalanes. “Voté en contra de la investidura de Rajoy por razones de conciencia y desde una concepción ética de la política, teniendo en cuenta que España atraviesa una etapa plagada de incumplimientos electorales y de casos de corrupción”, señalan, alegando, en contra de lo decidido por la dirección del grupo, que en este caso cabía la libertad de voto por motivos de conciencia.