DEBATE DE INVESTIDURA

El PSOE justifica su abstención como un "servicio a España"

"Vamos a ser los responsables de poner fin al bloqueo político", señala Hernando

Los críticos con el giro del partido creen que la oposición al PP es ahora de Iglesias

El portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, asegura que su partido está para cumplir un deber. / EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS

El portavoz parlamentario del PSOE, Antonio Hernando, asegura que su partido está para cumplir un deber.
Pedro Sánchez saluda a Antonio Hernando, este jueves en el Congreso.

/

Se lee en minutos
Juan Ruiz Sierra
Juan Ruiz Sierra

Periodista

ver +

Según a quien se preguntase dentro del grupo parlamentario socialista, el discurso que pronunció este jueves Antonio Hernando fue un ejercicio de "responsabilidad" o bien una muestra de "esquizofrenia política". Para los primeros, defensores de permitir la reelección de Mariano Rajoy como única manera de evitar otras elecciones, el portavoz del PSOE supo distinguir entre las políticas del PP, para criticarlas, y la presunta necesidad de abstenerse ante su candidato. Para los segundos, Hernando argumentó que todo lo que había hecho hasta ahora Rajoy al frente del Gobierno había sido «un desastre», lo cual, de forma "incomprensible", no debía impedir que los 84 socialistas colaborasen en su continuidad en el poder, absteniéndose en la segunda votación de su investidura, que tendrá lugar el sábado.

El portavoz de los socialistas, antigua mano derecha de Pedro Sánchez, argumentó que la traumática decisión de facilitar la permanencia de Rajoy en la Moncloa casaba bien con la historia de un partido, el PSOE, con "137 años de servicio a España". "Los socialistas estamos aquí para cumplir con un deber. Todos los ciudadanos van a ver que somos los responsables de poner fin a esta situación de bloqueo. Lo hacemos por coherencia con nuestro compromiso con España. Siempre que España nos ha necesitado, los socialistas hemos estado ahí", señaló.

EL CAMBIO  

Dentro de las convulsiones que ha vivido el PSOE en el último mes, Hernando representa el caso más claro de cambio de bando. Fue uno de los más contundentes defensores del 'no' a Rajoy (la abstención, dijo en julio, haría perder al PSOE "toda su credibilidad"), pero ahora es el encargado de justificar el nuevo criterio desde la tribuna del Congreso y velar por el cumplimiento de la disciplina de voto, que se da por rota. Los siete diputados del PSC y al menos cuatro del PSOE ya han anunciado que mantendrán el rechazo en la votación del sábado.

"Señor Rajoy, no nos gusta como candidato, pero nos gusta este país. Y hoy España nos necesita", aclaró nada más comenzar Hernando al líder del PP. "No tiene ni nuestra confianza ni tampoco nuestro apoyo", subrayó poco después. Lo que ocurre es que hay "dos únicas opciones: o abstención o elecciones", porque "hoy ya no valen los brindis al sol por una mayoría distinta". Es decir, ante la imposibilidad de un acuerdo entre el PSOE, Podemos y Ciudadanos, debido al veto entre los dos últimos partidos, solo cabe la abstención, que no es "resignación" sino un "nuevo comienzo para construir una alternativa mayoritaria con la que gobernar y cambiar España".

ELOGIO DE SÁNCHEZ

Noticias relacionadas

Hernando, por último, hizo un breve repaso a lo ocurrido este año, con especial mención a la fracasada investidura de Sánchez. "De forma valiente y responsable, asumió el encargo de intentar formar Gobierno. Si hoy estamos aquí es porque Podemos impidió la llegada de un presidente socialista. Y eso no se va a olvidar", recordó el dirigente.

Desde su escaño, el exsecretario general del PSOE, que continúa sin aclarar qué hará en la votación del sábado (abstenerse, mantener su rechazo a Rajoy, ausentarse o entregar su acta de diputado), ni siquiera miró a su excolaborador. Los partidarios del no al PP, mientras tanto, señalaron que Hernando, con su discurso, había entregado a Pablo Iglesias el liderazgo de la oposición. "Lo que no se va a olvidar", dijeron, es la abstención.