30 oct 2020

Ir a contenido

Suspendido un acto de Felipe González en la Autónoma de Madrid por un escrache

Decenas de jóvenes con cara oculta impiden una conferencia del expresidente del Gobierno

El PSOE acusa directamente a Pablo Iglesias de haber incitado el boicot

Decenas de jóvenes revientan un acto de Felipe González en la Universidad Autónoma de Madrid. / JOSÉ LUIS ROCA / VÍDEO: ATLAS

Decenas de jóvenes revientan un acto de Felipe González en la Universidad Autónoma de Madrid.
Escrache a Felipe González para impedir su entrada en la Autónoma de Madrid
Escrache a Felipe González para impedir su entrada en la Autónoma de Madrid

/

Cerca de 200 estudiantes, muchos de ellos enmascarados, organizaron este miércoles un escrache al expresidente del Gobierno Felipe González en la Universidad Autónoma de Madrid, donde tenía previsto participar en una conferencia que fue cancelada.

Los manifestantes acudieron a la facultad de Derecho (donde González iba a conversar con Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo Prisa) con una pancarta en la que se leía No sois bienvenidos y aporrearon las puertas del recinto al grito de “fascistas”. Otros de los carteles mostraba su apoyo al colectivo de presos de ETA. El terrorismo vasco ocupó un lugar principal en la protesta. Algunos de los jóvenes, que no aclararon a qué grupo pertenecían, portaban caretas con los nombres de José Antonio Lasa y Christian Olaskoaga, asesinados por los GAL. Otros optaron por el rostro de Pedro Sánchezexsecretario general del PSOE.

Otro de los carteles señalaba que González tenía las manos “manchadas de cal viva”. Se trata de una acusación que lanzó en el Congreso Pablo Iglesias, líder de Podemos, durante la frustrada investidura de Sánchez, algo que sirvió al PSOE para vincular el escrache con el partido morado. “Muchas veces un político irresponsable señala a alguien, hace unas acusaciones y una serie de violentos las reproducen”, dijo el portavoz de la gestora socialista, Mario Jiménez.

Podemos se desvinculó del boicot poco después. Según su secretaria de Análisis Político, Carolina Bescansa, se trató de un acto “lamentable” con el que su organización no tuvo nada que ver. Los partidos catalanes, en cambio, fueron más comprensivos. El portavoz de ERC, Joan Tardà, se distanció de la protesta, pero añadió que “quizá no era el mejor momento” para que apareciera en público González, que se ha mostrado a favor de la abstención del PSOE en la investidura de Mariano Rajoy. Francesc Homs, del PDC, dijo que el expresidente era “una provocación con patas”.