29 oct 2020

Ir a contenido

La reforma electoral abre la puerta, por sorpresa, a votar a los 16 años

ERC cuela una enmienda en el texto que el PP tramita con urgencia para recortar la campaña

El Congreso ya aprobó la iniciativa la legislatura pasada, pero decayó por la convocatoria del 26-J

Iolanda Mármol

Los diputados de ERC muestran carteles a favor del voto a los 16 años en el hemiciclo del Congreso, el pasado 19 de abril.

Los diputados de ERC muestran carteles a favor del voto a los 16 años en el hemiciclo del Congreso, el pasado 19 de abril. / JOSE LUIS ROCA

Cuentan los letrados del Congreso que el término “inaudito” ha dejado de tener validez en el entorno parlamentario. En el último año se han desencadenado tantos acontecimientos sin precedentes que los juristas han decidido desterrar la lógica de lo previsible. La próxima semana tendrán un episodio más en esa lista de circunstancias insólitas. Este diario ha podido confirmar que ERC aprovechará la velocidad de crucero en la tramitación que el PP hace de la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg) para introducir varias enmiendas que forzarán al pleno de la próxima semana a votar la reducción de la edad de derecho al sufragio a los 16 años.

Si los grupos no cambian de opinión, hay mayoría parlamentaria para aprobar la rebaja de la edad de sufragio

De hecho los republicanos ya llevaron esta proposición de ley la anterior legislatura y el Congreso aprobó la toma en consideración por mayoría, a pesar de la negativa del PP y Ciudadanos. Sin embargo, la propuesta quedó en vía muerta, porque se convocaron elecciones el 26-J y las Cortes quedaron disueltas, de forma que era imposible continuar su tramitación. Aprovechando el debate sobre la Loreg, además de la edad de sufragio también introducirán enmiendas para que los españoles residentes en el extranjero puedan votar a través de internet, en una iniciativa parecida al anteproyecto en el que ya trabaja el Parlament de Catalunya. También pedirán suprimir la jornada de reflexión, la prohibición de publicar encuestas la última semana y una mejora de la proporcionalidad.

OPERACIÓN 'SALVAR LA NAVIDAD'

Para presentar sus propuestas en la legislatura abierta tras el 26-J, ERC debería esperar a que su grupo dispusiera del correspondiente turno -hay un cupo fijado en el Parlamento a cada partido- pero ha decidido aprovechar las prisas del PP y sacar ventaja. Introduce la enmienda en una reforma de la Loreg que el PP está tramitando con urgencia. La premura viene de una posibilidad que ahora parece evaporarse, pero que durante semanas fue un quebradero de cabeza para los conservadores: una repetición electoral que coincidiría con el día de Navidad. Los populares no querían cargar con la losa, en parte porque fue Mariano Rajoy quien al fijar la fecha de la investidura en agosto forzó esa amenaza para presionar al PSOE.

Los populares y C's se oponen pero el resto de partidos lo apoya: si hay edad para trabajar, hay edad para votar   

Consciente de que la modificación tenía que estar aprobada antes de la posible disolución de las Cortes, el 31 de octubre, el PP pisó el acelerador en los trámites. La reforma se debatirá este martes en el pleno para la toma de consideración, el miércoles se introducen enmiendas, y el jueves se vota, de forma que solo habrá 24 horas para que los grupos negocien esas modificaciones. Aunque puede haber matices, todas las fuerzas están determinadas a aprobar la reforma, que la semana siguiente sería validada en el Senado y el 28 de octubre se publicaría en el BOE.

EL PSOE TIENE LA LLAVE 

¿Se aceptarán las enmiendas de ERC? ¿Se podrá votar a partir de los 16 años? Si los grupos no cambian la opinión que expresaron el pasado abril, sí. Entonces PSOE, Podemos, Democràcia i Llibertat, Compromís y Coalición Canaria votaron a favor. Los republicanos son optimistas, creen que ese resultado se puede repetir y su único temor reside en que los socialistas varíen su posición. Fuentes del PSOE han explicado a este diario que, en principio, la decisión será la misma, pero en el torbellino que vive el partido tras la dimisión de Pedro Sánchez y lo incierto del horizonte, prefieren no comprometer posturas definitivas. En abril, se mostraron favorables y asumieron que si a los 16 años los españoles pueden trabajar, casarse o pagar impuestos, también deben tener derecho a sufragio. La iniciativa afectaría en torno al 2% del electorado, sobre 800.000 nuevos votantes que, a tenor de las encuestas, están más alineados con Podemos y ERC que con el perfil afín al PP, más envejecido.

La maniobra exprés

Al introducir su propuesta en una reforma con procedimiento de urgencia, Esquerra Republicana puede lograr en solo tres días lo que hubiese tardado largos meses en atravesar los trámites parlamentarios habituales. El artículo 126 del reglamento del Congreso establece que primero el Pleno debe aprobar la toma en consideración de la proposición de ley. Este es el recorrido que ya se hizo en la anterior legislatura, y la iniciativa no pudo avanzar más. En un procedimiento ordinario, después es la Mesa de la Cámara la que envía la iniciativa a comisión. Allí se abre un periodo de enmiendas. Los grupos negocian. Si hay enmiendas a la totalidad, el texto se vota en el pleno. Si se rechazan o no las hay, un ponente de la comisión debe redactar un informe. El proyecto se debate en la comisión artículo a artículo. De la discusión sale un dictamen y el asunto, finalmente, llega al pleno donde se somete a la votación final. Todo este trámite queda reducido a 36 horas con la maniobra de ERC sumándose a la velocidad de una iniciativa de urgencia, la que ha de evitar que las terceras elecciones (si las hubiera) se celebrasen el día de Navidad. Así pues, la agilidad para un asunto simbólico de calendario también sirve para otro de más calado, el voto a los 16 años y no a partir de los 18 como hasta ahora.