La portavoz de Salut de JxSí critica al 'conseller' Comín y Rufián carga contra ella

"Su área de influencia viene más marcada por contentar a la izquierda que al paciente", reprocha Candini a su compañero de coalición

Montserrat Candini, Pere Aragonés, Raül Romeva, Neus Munté y Oriol Junqueras, en un acto electoral de Junts pel Sí en la campaña del 27-S.

Montserrat Candini, Pere Aragonés, Raül Romeva, Neus Munté y Oriol Junqueras, en un acto electoral de Junts pel Sí en la campaña del 27-S. / ACN

1
Se lee en minutos

La diferencias sobre el modelo sanitario en el seno de Junts pel Sí no son nuevas. Sin embargo, ahora saltan chispas a raíz las declaraciones de la portavoz de JxSí en la Comissió de Salut del Parlament, Montserrat Candini, censurando la actuación del 'conseller' Toni Comín, exdiputado del PSC y que posteriormente abrazó las tesis independentistas y concurrió a las elecciones catalanas bajo el paraguas de la coalición soberanista.

"Tiene una gran trayectoria política pero su área de influencia vine más marcada por contentar a la izquierda que al paciente", ha manifestado Candini en una entrevista a la publicación digital 'Redacción médica'.

La también alcaldesa de Calella considera que "la privatización de la sanidad catalana no es real", en alusión a uno los temas que más divergencias generan en el seno de la coalición, y diferencia entre "titularidad" y "asistencia". "Las ideologías muy rígidas no garantizan esto", añade.

Uno de los objetivos de Comín al frente del departamento de Salut es revertir la política de privatizaciones que llevó a cabo el Govern CiU.

No obstante, Candini considera que los diferentes puntos de vista en este tema no son un problema porque el "objetivo" común es el "proceso hacia la independencia". Y recalca que en caso de discrepancias debe de acudirse al "programa electoral, donde no pone por ningún lado" que deba de modificarse el "modelo sanitario".

REACCIÓN DE RUFIÁN

Las respuestas de Candini no han gustado al diputado de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, y a través de un mensaje en Twitter las ha calificado de "la deslealtad más total y absoluta".

Acto seguido, Candini le ha contestado asegurando que sus declaraciones no son un gesto de "deslealtad", sino la exposición de "posiciones propias" en el seno de "formaciones diferentes con un objetivo común; avanzar hacia un Estado propio". 

Noticias relacionadas