Ir a contenido

El 'yonqui del dinero' confirma más amaños bajo la alcaldía de Rita Barberá

Marcos Benavent sostiene que para ganar contratos municipales había que echar un cable al sobrino de la exalcaldesa

Marcos Benavent, a su llegada a la Ciudad de la Justicia de Valencia, este jueves.

Marcos Benavent, a su llegada a la Ciudad de la Justicia de Valencia, este jueves. / MIGUEL LORENZO

Para ganar la adjudicación de algunos contratos del Ayuntamiento de València había que echarle una mano al sobrino de la entonces alcaldesa, Rita Barberá. No aparecía en el pliego oficial de condiciones, pero era un requisito más, según aseguró este jueves en el juicio por la operación Taula Marcos Benavent, alias el 'yonqui del dinero', exgerente de la empresa pública valenciana Imelsa y confeso recaudador de comisiones para beneficio particular y del Partido Popular

Así pasó, por ejemplo, con algunas adjudicaciones de la Mostra, el ya desaparecido festival de cine de la ciudad. “Era una forma de ayudarle, adjudicándole a una empresa los servicios y luego subcontratando él otra serie de cosas”, explicó. El sobrino en cuestión es Enrique Sospedra Barberá y Benavent ha recordado que en una de las grabaciones que él mismo hizo de una conversación con María José Alcón, exconcejala de cultura del ayuntamiento valenciano, quedó registrado que “quien prestara los servicios de azafatas debía ayudar al sobrino de la alcaldesa”.

En esas charlas, Benavent animaba a Alcón a trasladarle “a la jefa” que se lo habían dado “todo a su sobrino”. Este jueves no ha aclarado de quién partía la iniciativa, solo quién daba la orden. “Yo con la exalcaldesa no hablaba, María José me lo indicó y se le ayudó [a Sospedra] en la medida de lo posible”, ha sentenciado a la salida de la Ciudad de la Justicia. En el interior, ha dicho, nadie le preguntó por el sobrino de la actual senadora del grupo mixto. Lo que sí ha explicado es la forma con que funcionaban con esos contratos del festival: “Hablaba con María José y buscábamos las empresas que pudieran quedarse las adjudicaciones y lo amañábamos todo”. A ellos, ha apuntado, no les hacía falta "el 'power point', pero es el funcionamiento que había”.

LA CAMPAÑA DEL 2015

Tras publicar este jueves 'El Mundo' que la defensa de la cajera del PP, que ejerce el cuñado de Rita Barberá, va a tratar de anular la conversación en la que Alcón contó a su hijo cómo blanqueaba dinero el PP para pagar la campaña de la exalcaldesa en el 2015, Benavent ha asegurado que la regidora“estaba normal”.

“Si no tienen más argumentos para defender a su cliente más que decir que María José estaba loca, pues bueno, yo creo que no lo estaba. Allá ellos," ha asegurado.

PIDE A CORREA QUE TIRE DE LA MANTA

La declaración de Benavent se ha solapado en el tiempo con la de Francisco Correa en la Audiencia Nacional por el Caso Gürtel. Y el arrepentido ha animado al posible colaborador de la fiscalía para que sigua sus pasos. "Que hable, que diga la verdad",  ha dicho antes de entrar a declarar. “Que tire de la manta”, ha añadido a su salida para darle el último empujón.

El ‘yonqui del dinero’ ha confirmado que Álvaro Pérez 'El Bigotes', el responsable de la 'delegación valenciana' de la Gürtel, estaba siempre por la sede del PP valenciano. “Creo que hizo también la reforma de la sede y en todos los saraos y en todas las cosas del partido, Álvaro siempre estaba en medio”, ha contado. Eso sí, las dos tramas no se chafaban. "Competencia, no. Él iba a lo suyo y yo iba a lo mío", ha recordado rodeado de micrófonos. Además, ha dejado caer que en el PP nacional y concretamente Luis Bárcenas, como tesorero, debía estar al tanto de lo que ocurría. “Supongo que ese señor estaría al tanto de muchas cosas que pasarían en muchas sedes”, ha deslizado.