19 sep 2020

Ir a contenido

RECURSO DE LA DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

El Ayuntamiento de Badalona no abrirá sus puertas el 12-O tras la prohibición judicial

El Gobierno municipal cede, aunque los ediles atenderán a los ciudadanos a las puertas del consistorio

El magistrado asegura que si no anulara la decisión se causaría una perjuicio "irreparable" al interés general

J. G. Albalat

La delegada del Gobierno, María de los Llanos de Luna, brinda con el fiscal superior de Catalunya, José María Romero de Tejada, y el secretaro de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, este lunes, durante la delebración del acto conmemorativo del Día de la Hispanidad.

La delegada del Gobierno, María de los Llanos de Luna, brinda con el fiscal superior de Catalunya, José María Romero de Tejada, y el secretaro de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, este lunes, durante la delebración del acto conmemorativo del Día de la Hispanidad. / EFE / MARTA PÉREZ

El Ayuntamiento de Badalona ha cedido y no abrirá sus dependencias municipales este Doce de Octubre, después de que un juez se lo haya prohibido. A cambio, los ediles atenderán a los ciudadanos que lo requieran a las puertas del consistorio. Algunos concejales, no obstante, no descartan hacerlo en sus despachos si la concentración de apoyo convocada a las 8.30 horas tiene éxito. "En ningún caso queremos poner a ningún trabajador municipal en una situación complicada", ha asegurado el primer teniente de alcalde, Oriol Lladó.

El juez ha admitido este martes las medidas cautelares solicitadas por la Delegación del Gobierno en Catalunya para impedir que las oficinas municipales de la ciudad trabajaran el Día de la Hispanidad. Así, el titular del Juzgado Contencioso número 14 de Barcelona, Manuel Alcover, ha suspendido la efectividad de cualquier actuación administrativa del Ayuntamiento de Badalona que tenga como finalidad la apertura de sus dependencias. El tercer teniente de alcalde, José Téllez, ha calificado la resolución judicial de "golpe de Estado a la soberanía municipal". 

El magistrado advirtió de "perjuicios irreparables al interés general o colectivo en la celebración de una festividad nacional". "La fijación, en este caso por ley, de un determinado día como festividad nacional (y lo mismo ocurre con las festividades autonómicas y las locales) obedece a razones sociales y culturales, que reflejan un interés general, social o colectivo en su celebración. En caso de que se llevara a efecto la decisión del Ayuntamiento de Badalona este interés se vería perjudicado de manera irreparable", avisaba.

LIBERTAD IDEOLÓGICA

El juez apuntaba a un interés, "tal vez más necesitado de protección", relativo a la "libertad ideológica de los empleados públicos". "Resulta evidente que la decisión del ayuntamiento obedece a un determinado planteamiento político o ideológico (perfectamente lícito y respetable, por otro lado), de modo que la decisión individual de cada trabajador de ir o no ir a trabajar ese día, pese a lo que pueda argumentarse por el ayuntamiento, puede no ser enteramente libre y, además, podría resultar contraria al derecho fundamental a la libertad ideológica", relata.

Y recordaba que la Constitución establece que "nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias". "En este caso, existe un riesgo" de que la decisión del gobierno municipal, añadía, "si bien de manera indirecta, obligue a los empleados públicos a significarse, en un sentido o en otro, en relación con la festividad del 12 de octubre". También justifica su decisión amparándose en el Estatuto de los Trabajadores que establece como festivo el día 12 de octubre.

DÍA LABORABLE EN OTROS MUNICIPIOS

Hay otros consistorios que convertirán el Día de la Hispanidad en un día laborable. Es el caso de Berga, Celrà (Gironès), Linyola (Pla d'Urgell), Argentona (Maresme) o la Vilella Alta (Priorat) que han convocado incluso un pleno municipal.La mayoría de los consistorios que abrirán sus puertas están gobernados por la CUP ERC, pero también hay ayuntamientos de CiU.