Ir a contenido

La nueva televisión valenciana empieza a construirse a trompicones

Los partidos aprueban por unanimidad el presidente del consejo rector pero discrepan en su composición

NACHO HERRERO / VALÈNCIA

Enrique Soriano, presidente del consejo rector de la nueva radiotelevisión valenciana.

Enrique Soriano, presidente del consejo rector de la nueva radiotelevisión valenciana. / MIGUEL LORENZO

Casi tres años después del fundido a negro de su polémica predecesora, la nueva radiotelevisión valenciana ha logrado este lunes dar un importante paso para su creación. Los cinco partidos de las Corts Valencianes han apoyado unánimemente el nombramiento de Enrique Soriano como presidente de su consejo rector, que será el encargado de controlar el nuevo ente. Un pleno la próxima semana debe ratificar su elección y el de los otros 10 miembros. Y ahí está ahora la batalla política.

Podem mantiene su veto a uno de los candidatos del PP, la exdirectora de informativos de la antigua Canal 9 Maite Fernández, criticada por la Asociación de Víctimas del Accidente de Metro 3-J por el tratamiento informativo de un descarrilamiento que costó la vida a 43 personas en València en el 2006. La presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, ha solicitado que la votación de los vocales sea individual y no en bloques como está previsto. También que sus representantes sean los primeros en pasar el trámite.

VETOS CRUZADOS

“Uno por uno y primero los del PP porque queremos saber quién va a vetarnos, y nosotros queremos vetar también porque no vamos a permitir que al PP se le linche en la plaza pública”, ha apuntado. Este martes se debe decidir el formato de una votación que, pese a todo, podría salir adelante aunque se mantengan esos vetos cruzados entre ambos partidos. Eso sí, la unanimidad se habría esfumado.

Soriano, jurista y exletrado de la Cámara autonómica, ha logrado con su perfil técnico un apoyo que el periodista Josep López no consiguió en julio al negarse el PP y Ciudadanos a refrendarle por los vínculos familiares de su mujer con dirigentes del PSPV. La aprobación de Ciudadanos pese a haber sido Soriano alto cargo del Gobierno del socialista Joan Lerma había dejado al PP en una incómoda soledad que finalmente ha abandonado.

PROFESIONALIDAD A JUICIO

“Haber sido alto cargo no supone ser partidista. Cada uno puede tener sus convicciones, pero se puede desarrollar el trabajo de manera profesional sin que eso afecte”, le dijo Soriano a Jorge Bellver, el representante popular en la comisión, que ha augurado que ese pasado iba a condicionar sus decisiones. "Todos me han felicitado, así que no va a ser sencillo. Cuando todos te dicen cosas así, es que algún truco tiene", ha afirmado.

Información sobre las dificultades no le falta dada su presencia hasta ahora como letrado de las Corts en el complejo proceso de cierre y reapertura de la televisión pública valenciana. El aspirante aprobado no quiso adelantar con cuántos trabajadores contará el nuevo ente público, uno de los grandes debates, y recordó que ese y otros asuntos prácticos deberán esperar a que un concurso público elija al nuevo director. Eso sí, ya ha adelantado que estará “lejos de la cifra de partida de los 1.600 trabajadores que llegó a tener RTVV”.