LA ENCRUCIJADA SOCIALISTA

El PSOE apura los plazos para facilitar la reelección de Rajoy

La gestora no ha puesto fecha al comité federal que deberá decidir la abstención

Hernando seguirá de portavoz en el Congreso tras meses defendiendo el 'no' al PP

Reunión de la comisión gestora del PSOE, este lunes en Madrid. / JUAN MANUEL PRATS

Reunión de la comisión gestora del PSOE, este lunes en Madrid.
Reunión de la comisión gestora del PSOE, este lunes en Madrid.

/

3
Se lee en minutos

La gestora del PSOE sigue sin poner fecha al comité federal, el órgano que debatirá sobre el posible cambio de posición para dejar gobernar a Mariano Rajoy. Con el paso de los días, los dirigentes que están conduciendo al partido en esta etapa de inestabilidad están intentando apaciguar los ánimos después del traumático comité del 1 de octubre y, de paso, al apurar el calendario impiden que se pueda someter al voto de la militancia la decisión de la dirección sobre Rajoy, una consulta que la gestora no considera oportuna. El 31 de octubre quedarán disueltas las Cortes y se irá a una nueva convocatoria electoral si ningún candidato es investido presidente.

Los miembros de la gestora volvieron a reunirse este lunes y salieron sin un día concreto ni para el comité (que será a partir del día 16) ni para la reunión de los barones, una cita que Javier Fernández, presidente de la gestora, anunció que convocaría. El portavoz de la gestora, Mario Jiménez, no descartó del todo el Consejo de Política Federal, nombre del órgano que reúne a los dirigentes territoriales, pero empezó a lanzar excusas. Según dijo, los problemas de agenda dificultan la realización de ese cónclave que, a ojos de algunos destacados miembros del partido, es contraproducente, ya que las heridas son demasiado recientes. En su lugar, es probable, explicó Jiménez, que Fernández se reúna con ellos uno a uno, fórmula con la que resulta más fácil abordar los diferentes puntos de vista entre los que defienden la abstención y los que están en contra.

FACILITAR EL DIÁLOGO

Pese a que Fernández ha defendido en público ya que "una abstención no es un apoyo", Jiménez informó de que la gestora no llevará al comité una posición sobre si facilitar o no la reelección de Rajoy e insistió en que la dirección interina solo tiene una misión: crear un clima que invite al diálogo en el partido. Tanto el PP como PPCiudadanos pidieron a los socialistas que pongan fecha cuanto antes al comité federal, informa Patricia Martín.

En todo caso, el portavoz de la gestora aseguró que su partido "se aclimatará al calendario institucional del país". Y no es fácil el mes de octubre. Ni para el presidente en funciones ni para el Rey (que debe convocar una nueva ronda de consultas), debido a sus compromisos internacionales. Además, el sábado 15, el PSC celebrará primarias entre Miquel Iceta y Núria Parlon que han avisado de que los diputados catalanes votarán ‘no’ a Rajoy. Jiménez comentó que la gestora esperará a ver quién gana para "dialogar" con él.

La gestora sí que anunció cambios en las portavocías de instituciones clave y una confirmación que sorprendió: Antonio Hernando seguirá de portavoz en el Congreso y será el que se mida con el jefe del Ejecutivo en funciones en caso de debate de investidura. El excolaborador de Pedro Sánchez, que durante meses ha defendido el 'no es no' a Rajoy, puede que tenga que pasar a defender la abstención si así lo decide el comité federal. En opinión de Jiménez, "no hay ningún tipo de conflicto", porque Hernando ha sido "correa de transmisión" de la posición que tenía "la dirección del PSOE" y ahora puede seguir siéndolo pese a que haya un cambio de opinión.

Por otra parte, la gestora ha decidido sustituir a Óscar López como portavoz en el Senado por el expresidente asturiano Vicente Álvarez Areces (Gijón, 1943) y a Iratxe García por el exministro Ramón Jáuregui (San Sebastián, 1948) en el Parlamento Europeo.

Noticias relacionadas

CRÍTICAS A IGLESIAS

El portavoz socialista se mostró muy duro con Pablo Iglesias y le culpó de ser el único responsable de que Rajoy siga en la Moncloa. Jiménez le pidió "respeto" por el PSOE y sus 137 años de historia y le acusó de haber "volado los puentes" entre la izquierda por su "actitud de continua ofensa y agresión a los militantes socialistas, a sus órganos y a sus procedimientos".