Parlon: "Iceta es el garante de un sistema que toca cambiar"

Entrevista con los mandatarios del PSC / RICARD FADRIQUE

Se lee en minutos

–¿Por qué Iceta no debe repetir?

–El PSC debe cambiar el liderazgo porque ha perdido el liderazgo para ser un partido de gobierno en Catalunya. Por su trayectoria política, Iceta es un firme garante del sistema del 78. Es parte de lo mejor del PSC, pero también de la época en la que el partido colapsa porque quiere conservar un modelo que ya no funciona y que toca cambiar.

–Hace dos años decidió no presentarse al relevo de Navarro. ¿Se arrepiente? ¿Le  puede pasar factura?

–Fue la decisión más acertada que se podía tomar en ese momento porque nuestro partido debe dejar de funcionar por inercias. Los liderazgos no se heredan ni se otorgan sino que uno se los gana. Y en ese momento yo no tenía el liderazgo ganado: conocía poco la estructura del partido, estaba a un año de las municipales y me había entregado en cuerpo y alma a la alcaldía de Santa Coloma. Era un tiempo de transición en el que no se podían asumir los cambios porque veníamos de una situación de escisión. Este es uno de los motivos que me hizo esperar. Ahora es la hora de transformarnos.

–Comparado con el terremoto del PSOE, las primarias del PSC parecen un balneario.

–Solemos hacer las cosas con calma, 'fair play', a pesar de algunos empates técnicos de última hora que no se entienden, pero unas primarias sirven para movilizar e ilusionar.

–¿Qué opina de Susana Díaz? ¿Cómo analiza el motín de los críticos?

–En todo este proceso echo en falta claridad en algunos líderes territoriales. No encuentro las coordenadas que justifiquen el descalabro del comité. Me cuesta entender cómo 137 años de historia han saltado por los aires por cuestiones organizativas. Y me preocupan las derivadas. El PSOE ha quedado intervenido para tomar unas decisiones en contra de lo que piensa la militancia. Mientras tenemos demasiado miedo a no ser Podemos dejamos de hacer de socialistas y nos convertirnos en una especie de PP 'soft'. Tenemos mucho mensajes de gente que dice que si nos abstenemos se darán de baja.

–¿Es compatible ser de izquierdas y facilitar un Gobierno de un partido de derechas como el PP?

–La pregunta me gusta mucho porque es un partido de derechas como el PP. Podría ser compatible para evitar una repetición electoral pactar con un partido conservador, como en Alemania, donde una ministra dimite si copia un trozo de su tesis doctoral. Pero con el PP es imposible porque tiene un concepto claramente diferente de lo que tiene que ser la democracia en el siglo XXI. Una abstención pasiva legitimaría sus formas de hacer política.

–Tras lo ocurrido, ¿es hora de que el PSC tenga voz propia?

–El PSC es un partido federado con un protocolo de 1978 que hay que revisar. Miquel y otros del PSC se asustan cuando digo eso, como si fueran las tablas de Moisés. Pero si no lo tocamos a día de hoy tenemos que romper la disciplina de voto porque se están traicionando elementos fundamentales, como el punto uno que decía que el PSC y el PSOE tenía un objetivo común, que era la lucha de clases.

–Usted votó contra el pacto con Ciudadanos. ¿Ha descafeinado el socialismo su discurso de izquierdas?

–Voté en contra porque era la avanzadilla del proceso pseudonatural al que ha tendido el PSOE, este tipo de gran coalición con el PP. Cuando te sometes un poco a la lógica de la economía de mercado y no cumples, otros ocuparán tu espacio.

–¿Quedaría debilitada su posición como futura candidata a la Generalitat si pierde las primarias?

Te puede interesar

–No me preocupa quedar debilitada, pero sí que mi partido pierda tiempo y en este marco de renovación no se afronten los cambios necesarios para volver a hacer fuerte al socialismo en Catalunya. 

"Rajoy no será presidente con los votos del PSC"