DEBATE DE POLÍTICA GENERAL

El Parlament desafía de nuevo al TC e inicia la cuenta atrás del referéndum

Junts pel Sí y la CUP aprueban celebrar la consulta "como muy tarde en septiembre del 2017"

Puigdemont fortalece lazos con la CUP antes de abordar los presupuestos

Carme Forcadell, presidenta del Parlament.

Carme Forcadell, presidenta del Parlament. / ALBERT BERTRAN

Se lee en minutos

XABI BARRENA / FIDEL MASREAL / BARCELONA

Nueva fecha para recordar para el independentismo. El Parlament ha aprobado este jueves, con los votos a favor de Junts pel Sí y la CUP y la abstención de Catalunya Sí que es Pot, lo que en la práctica supone iniciar la cuenta atrás del referéndum que el independentismo se ha fijado como objetivo. Con la explícita inacción de los diputados de Ciutadans, PSC y PP, que no han ejercido su derecho a voto, la Cámara catalana ha aprobado una propuesta de resolución por la que insta al Govern a "la celebración de un referéndum sobre la independencia de Catalunya, como muy tarde, en septiembre del 2017, con una pregunta clara y una respuesta binaria".

En una sesión del debate de política general que ha venido marcada por las acciones judiciales del Tribunal Constitucional y delTribunal Constitucional  Tribunal Supremo, la mayoría secesionista ha aprobado también otras propuestas relacionadas con el proceso constituyente de una eventual nueva república catalana. En todas estas ocasiones, los diputados de Ciutadans, PSC y PP han declinado votar por entender que todas ellas "emanaban de resoluciones previas suspendidas por el Tribunal Constitucional". Estos partidos habían reclamado, sin éxito, por la mañana, que no se llevaran al pleno las resoluciones soberanistas.

En clave interna del Govern, Carles Puigdemont sale del debate de política general fortalecido. El 'president' ha estrechado lazos con sus díscolos socios de la CUP y ha desbrozado el camino para futuras ententes con Catalunya Sí que es Pot. Cierto es que, pese al aclarado, el sendero del pacto con los colauistas sin Colau, basado en la apuesta por un referéndum pactado, amenaza con cubrirse de nuevo de hojarasca así que el Gobierno de Mariano Rajoy dé carpetazo al tema. 

EL PAPEL DE CSQP

Noticias relacionadas

Además de la resolución del referéndum, Sí que es Pot votó las cuatro sobre el proceso constituyente. En dos en contra, en una a favor y en otra se abstuvo. En la que se aludía a la "respuesta a la judicialización sobre el derecho a decidir” que expresa el "compromiso del Parlament de defender a todos los cargos electos que estén amenazados" por el Estado, apoyo total. Clima de entente, pues.

JxSí solo perdió tres votaciones, la más significativa, la que insta al Govern a personarse como acusación en los casos de pederastia. Y en clave interna del heterogéneo grupo, solo una resolución sobre el TTIP ha roto la disciplina interna de voto. Para lo que se espera de la convivencia entre CDC y ERC, todo un logro.