Lo que le faltaba al PSC

La implosión del PSOE afecta de lleno al proceso de primarias de los socialistas catalanes

La relación entre ambos partidos vuelve a centrar el debate tras la victoria del sábado de los barones críticos

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, entre Núria Parlon y Miquel Iceta, y junto a la alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez, en la Festa de la Rosa del PSC.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, entre Núria Parlon y Miquel Iceta, y junto a la alcaldesa de Gavà, Raquel Sánchez, en la Festa de la Rosa del PSC. / ACN / NÚRIA JULIÀ

Se lee en minutos

Andaba el PSC tratando de no pisar (más) pieles de plátano para afrontar sin interferencias añadidas las próximas semanas y le ha acabado cayendo encima la tomatina de Bunyol. Ni que hubieran escogido la fecha los guionistas de 'Borgen', la implosión del PSOE y la consiguiente dimisión de Pedro SánchezPSOEPedro Sánchez se ha producido justo a las puertas de que los socialistas catalanes decidan su futuro. El 15 de octubre la militancia deberá elegir entre Miquel Iceta o Núria Parlon para dirigir la organización y el 5 y 6 de noviembre tendrá lugar el congreso del partido. La relación con la fuerza hermana socialista vuelve a situarse en la palestra y, con ello, el posicionamiento ante una eventual abstención para permitir que Mariano Rajoy siga gobernando.

Sobre esto último, ni el actual primer secretario ni la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet han dejado lugar a dudas. "¡Pedro, mantente firme! ¡Líbranos de Rajoy y del PP, por Dios!", le imploró Iceta a Sánchez en la Festa de la Rosa del pasado 24 de septiembre. "Pido a todos los miembros del comité federal que cierren filas con Sánchez", reclamó Parlon. Después llegó la dimisión de media ejecutiva del PSOE y el dantesco cónclave de este sábado, donde el PSC sí se mantuvo firme con el ya exsecretario general socialista. La veintena de socialistas catalanes presentes en el comité federal se posicionaron al lado del líder... y salieron derrotados por los barones críticos.

LAS BASES

Descabalgado Sánchez, tanto Iceta (aclamado en la calle de Ferraz por los sanchistas) como Parlon salieron raudos a subrayar que el 'no' a Rajoy sigue vigente por mucha gestora que haya. Ambos saben que la militancia catalana tiene interiorizado como ninguna la máxima del "No es no" y ambos son conscientes de las consecuencias que supondría la abstención para un PSC al que incluso se le va desvaneciendo la sombra de lo que llegó a ser. Los 'comuns' se frotan las manos. De ahí que Parlon haya doblado la apuesta tratando de aventajar a su rival con un guiño a la parroquia. Si ella resulta escogida primera secretaria, hará una consulta con la militancia, a la que pedirá que "afiance esa posición de un 'no' claro al PP". Es más, también parece estar dispuesta a reclamárselo a los diputados del PSC en el Congreso aunque eso supusiera romper la disciplina de voto.

Núria Parlon

ALCALDESA DE SANTA COLOMA

"No queremos romper con el PSOE, queremos ayudarlo, pero no nos podemos permitir una abstención que facilite un gobierno del PP"

Esta última situación entronca con el renovado debate de la relación entre los dos partidos. Los socialistas catalanes no forman parte por ahora de la gestora de un PSOE al que algunos ven más alejado que nunca. En el 2014, las bases del PSC apoyaron a Eduardo MadinaEduardo Madina en las primarias que ganó Sánchez (gracias al impulso andaluz), pero la reforma constitucional que planteó el ya exsecretario general permitió tejer complicidades con la ejecutiva de Iceta. Los vaivenes del PSC en cuanto al 'procés' parecieron apaciguarse con lo del referéndum sobre la nueva Carta Magna, pero falta ver en qué acabará aquella propuesta con Susana Díaz y otros barones a los mandos. Los independentistas se frotan las manos.

Àngel Ros

alcalde de lleida

"Rajoy tiene más posibilidades de ser presidente ahora que antes de que  Sánchez dimitiera"

Te puede interesar

ROS SE DESMARCA

Iceta y Parlon deberán retomar la discusión en torno a seguir igual o plantear un estatus diferente. Sobre todo, si finalmente el PSOE decide permitir que gobierne Rajoy. El alcalde de Lleida, Àngel Ros, ha descartado prácticamente un gobierno alternativo tras lo ocurrido en el comité socialista del sábado y ha dado un toque a Parlon por su planteamiento de votar 'no' al líder del PP haga lo que haga el PSOE. "Las decisiones precipitadas no son adecuadas", ha afirmado. También ha descartado el divorcio entre ambos partidos y ha ensalzado su "relación federal y fraternal". En todo caso, los populares se frotan las manos.