29 oct 2020

Ir a contenido

Audiencia Nacional

El inicio del juicio de Gürtel, pendiente de un magistrado

El lugarteniente de Correa y otros 20 acusados recusan al juez De Prada

La Sala de lo Penal nombra instructor al magistrado Martínez Lázaro

ÁNGELES VÁZQUEZ / MADRID

El magistrado José Ricardo de Prada.

El magistrado José Ricardo de Prada. / EFE / SERGIO BARRENECHEA

El considerado ‘número 2’ de la trama Gürtel, Pablo Crespo, y una veintena de acusados están quemando su último cartucho para tratar de retrasar el juicio que está previsto que comience el próximo martes contra el mayor caso de corrupción que afecta al PP, el relativo a las contrataciones realizadas por admInistraciones gobernadas por este partido y las empresas de Francisco Correa. Crespo recusó al magistrado José Ricardo de Prada y una veintena de acusados, entre ellos el extesorero del partido Luis Bárcenas, se ha ido adheriendo a la petición. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha designado hoy instructor del incidente, por estricto orden de reparto, al magistrado Javier Martínez Lázaro.

La defensa de Crespo ya había anunciado que en el caso de que la recusación le correspondiera a Martínez Lázaro le recusaría también, porque, según sostiene, apoyó al primer instructor el caso GürtelBaltasar Garzón, durante el juicio al que fue sometido por las escuchas que acordó en la causa y por el que acabó apartado de la carrera judicial.

El instructor del incidente de recusación es el que debe determinar si rechaza la pretensión de la defensa de plano, por extemporánea (las recusaciones sólo tienen alguna posibilidad de éxito si se presentan antes de 10 días después de conocerse el motivo por el que se produce la impugnación) o por falta de fundamento. Si, por el contrario, acordara tramitar el incidente, el inicio del juicio podría tener que retrasarse, ya que hay muy poco margen para dejarlo resuelto antes del día 4, que es cuando está señalado el comienzo de la vista oral.

Los motivos alegados por Crespo para apartar del juicio al magistrado De Prada, de talante progresista, es su amistad con el exjuez Baltasar Garzón y la supuesta relación profesional que mantendría su hija con un abogado que ejerce la acusación en otra de las piezas del caso, la relativa a los papeles de Bárcenas, en la que se investiga la caja B con la que el PP se financió durante al menos 18 años.

Del principal juicio del caso Gürtel ya fueron apartados los magistrados de la Sección Segunda Enrique López y Concepción Espejel. El Pleno de la Sala de lo Penal de la Audiencia entendió que su vinculación con el PP (ambos habían sido elegidos vocales del Consejo General del Poder Judicial a propuesta de ese partido; además, López era asiduo de los cursos organizados por la fundación FAES, presidida por José María Aznar) impediría al tribunal cumplir con la imagen de imparcialidad necesaria para impartir justicia.

Por el mismo motivo López y Espejel tampoco podrán juzgar el caso de los papeles de Bárcenas. El Pleno de la Sala de lo Penal estudiará mañana la recusación presentada contra ambos magistrados en otras dos piezas de Gürtel, las relativas a los contratos firmados con las empresas de Correa en Jerez de la Frontera y con AENA.

Temas Caso Gürtel