Arrimadas, a Puigdemont: "¿Por qué van alargando la agonía?"

La dirigente de Ciutadans carga contra el Govern por volver a la "casilla de salida" del referéndum cuando ya lo habían dado por superado y por llevar Catalunya "a un brexit"

Inés Arrimadas (Ciutadans) interviene en el debate de la moción de confianza de Puigdemont. Delante, Anna Gabriel (CUP).

Inés Arrimadas (Ciutadans) interviene en el debate de la moción de confianza de Puigdemont. Delante, Anna Gabriel (CUP). / JULIO CARBÓ

2
Se lee en minutos
Rafa Julve
Rafa Julve

Periodista

ver +

Más de medio discurso lo ha dedicado Inés Arrimadas a cargar contra el Govern de Carles Puigdemont por “volver a la casilla de salida del referéndum” después de que un buen puñado de dirigentes de Junts pel Sí hayan “ridiculizado” esa opción y la dieran por superada tras las elecciones plebiscitarias del 27-S. “¿Por qué van dándose prórroga? ¿Por qué van alargando la agonía?”, le ha espetado este miércoles la líder parlamentaria de Ciutadans al ‘president’ en el debate sobre la cuestión de confianza.

Pantallas pasadas, ruedas de hámster, tomaduras de pelo, roturas de puentes… De todas las metáforas que Arrimadas ha desplegado para golpear a los independentistas la que más ha empleado ha sido la de la “bicicleta estática”. Ciutadans no quiere ni mucho menos que JxSí lleve a Catalunya en esa bicicleta, sino que le exige que se baje. “Ustedes pedalean pero no se mueven. Lo que pasa es que viven muy bien en esa bici, porque hay mucha gente viviendo del ‘procés’.

PROMESAS AL 'ESTILO FARAGE'

También ha enfatizado la líder de Ciutadans que “Catalunya no necesita un brexit” y ha acusado a los independentistas de jugar al más puro ‘estilo Farage’, prometiendo cosas que después no podrían cumplir. Como cabía esperar, también ha recordado aquello de las “15 sedes embargadas de Convergència por casos de corrupción” para dudar de los buenos propósitos de parte del soberanismo y ha insistido mucho en el dispendio en estructuras de estado en su opinión innecesarias en lugar de invertir ese dinero en cuestiones sociales.

Inés Arrimadas

Ciutadans

"Ustedes están en una bicicleta estática, pedalean pero no se mueven"

En la réplica, Puigdemont ha reprendido a Arrimadas por vivir "fuera de la realidad" y, como el debate iba de metáforas, ha comparado a Ciutadans "con aquel que sale a cazar Pokémons y se piensa que coge algo real". El 'president' ha acusado al partido naranja de proponer unas reformas para España que ellos mismos saben que no se pueden cumplir y ha seguido hurgando en los cero diputados que los de Albert Rivera Albert Riverasacaron en las pasadas elecciones vascas y gallegas. En la vertiente soberanista, el jefe del Govern ha reiterado que no hay más salida que la independencia porque se acabó "lo del palo y la zanahoria" y ha intercambiado titulares de entrevistas con Arrimadas en defensa de que una Catalunya independiente seguiría en la UE.

LA SALIDA DE LA UE

Noticias relacionadas

La dirigente de Ciutadans, que se esperaba el ataque por ese flanco, le ha sacado a Puigdemont otros titulares de políticos que han dado por hecho que la unilateralidad no sería reconocida internacionalmente. Le ha hablado de dirigentes de la UE, pero también ha recordado palabras de Artur Mas, de Jordi Pujol y hasta del propio Puigdemont cuestionando el éxito del referéndum unilateral.

Siempre con palabras duras pero con tono comedido -distante de aquellos combates a mano abierta entre Mas y Rivera-, Arrimadas ha vuelto a atacar las contradicciones convergentes al recordar los pactos con el PP en la reforma laboral, la amnistía fiscal... y ha devuelto el ataque de los cero diputados en las elecciones vascas y gallegas agradeciendo a Puigdemont que preste tanta importancia a su partido. "Eso demuestra que somos el primer partido de la oposición, que estamos haciendo las cosas bien", se ha consolado la líder parlamentaria de Ciutadans. Lo que no ha hecho en esta ocasión, en cambio, ha sido reclamarle al 'president' que convoque ya unas elecciones, como sí hizo la misma noche del 27-S. Entonces, el estado de ánimo de Ciutadans no era el mismo que el de ahora.