Ir a contenido

LA RESACA ELECTORAL

Rivera limita la autocrítica por su debacle en Galicia y Euskadi y carga contra Sánchez

El líder de Ciudadanos pide un informe para analizar la pérdida de 100.000 votos respecto al 26-J

Confía en que los críticos del PSOE se impongan y se facilite la investidura de Rajoy

PILAR SANTOS / MADRID

Rivera, con su equipo, durante la reunión de la ejecutiva que ha celebrado Ciudadanos tras las elecciones gallegas y vascas.

Rivera, con su equipo, durante la reunión de la ejecutiva que ha celebrado Ciudadanos tras las elecciones gallegas y vascas. / JUAN MANUEL PRATS

Como dicen en Ciudadanos, llevaban dos años imparables. De contar con una representación minoritaria en el Parlament en 2014 pasaron a tener implantación en toda España y con nota: dos eurodiputados, escaños en 12 cámaras autonómicas, 32 asientos en el Congreso de los Diputados y concejales en 750 ayuntamientos. Pero esa expansión inédita ha sufrido su primer gran golpe. El domingo el partido naranja no consiguió ni un diputado ni en Galicia ni en Euskadi. Y si en la tierra de Mariano Rajoy lo de Albert Rivera cosecharon en las generales de junio 133.938 papeletas esta vez solo han sacado 48.103, mientras que en el País Vasco han caído de 40.326 apoyos a 21.362. En total, una pérdida de 100.000 votos en tres meses.

¿Ha tenido algo que ver que en ese ínterin Rivera ha pactado en Madrid con el PP, solo cinco meses después de hacerlo con el PSOE? En la sede de Ciudadanos lo niegan y se limitan a informar de que han encargado un informe al comité electoral sobre los errores cometidos en cada provincia. "Sabíamos que era difícil, tan difícil que no hemos entrado", dijo Rivera en una rueda de prensa en la que dijo asumir la responsabilidad “compartida” por los resultados. Este lunes más que fustigarse por los posibles errores en la rápida expansión, por los candidatos (casi desconocidos) o por las políticas para esos territorios (en Euskadi defienden el fin del concierto económico), el político catalán salió a pedir al líder socialista, Pedro Sánchez, que recapacite y desbloquee la situación para evitar volver a las urnas. Otras generales no es lo que más conviene al partido naranja en estos momentos, temeroso de que se mantenga la tendencia de las urnas. En las elecciones de junio perdió 7 escaños y 400.000 votos respecto a las de diciembre (40 diputados y 3.514.528 papeletas) y ahora Euskadi y Galicia se le escapan de las manos.

APLAZAR "EL DEBATE INTERNO" EN EL PSOE

El presidente de Ciudadanos confía en que si Sánchez no cede --y no parece que lo vaya a hacer--, los críticos le ganen el pulso que le echarán este sábado en el comité federal, aplacen “el debate interno” y permitan la reelección de Rajoy.

El líder del partido naranja insistió en que lo que debe hacer el PSOE es sentarse con el PP y pedirle contrapartidas. Al jefe del Ejecutivo, por su parte, le reclamó que "haga el esfuerzo que no ha hecho" y proponga a los socialistas "una serie de reformas" para conseguir su abstención. Rivera recordó que está en contra de cualquier pacto entre Podemos y los independentistas para hacer a Sánchez presidente.

0 Comentarios
cargando