21 oct 2020

Ir a contenido

LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO

Detenido en Manresa un peligroso activista yihadista

El arrestado, de nacionalidad marroquí, desarrollaba en internet una "intensa actividad" de propaganda del Estado Islámico

Detienen en Manresa  jihadistas / ATLAS

La Policía Nacional ha detenido en Manresa a un marroquí, que residía en esta localidad, por su implicación en una "intensa actividad de difusión virtual del ideario yihadista". Según el Ministerio del Interior, el detenido era peligroso y suponía una "clara amenaza para la seguridad nacional".

La operación, dirigida por el juzgado central de instrucción número 5 en coordinación con la fiscalía de la Audiencia Nacional, ha supuesto pues "desactivación de una clara amenaza para la seguridad nacional" ya que el detenido utilizaba numerosas plataformas virtuales para "desarrollar una constante y creciente labor de difusión del mensaje doctrinal y de la estrategia de radicalización propia de grupos terroristas yihadistas, concretamente, del Daesh --nombre con el que también se conoce al Estado Islámico".

La investigación, añade la nota oficial, "ha permitido aportar otros elementos que evidencian la peligrosidad del detenido, en concreto, su carácter inestable y violento que, en los últimos meses, propició un incremento en su compromiso yihadista así como los contactos que mantenía con un retornado de la zona de conflicto sirio-iraquí con el que, a través de redes sociales, solicitaba habitualmente consejo y conformidad de sus actividades".

La operación, que sigue  abierta, ha permitido desarticular una plataforma virtual "sumamente activa en la propagación del mensaje yihadista", que Interior considera que es una "antesala de todo tipo de procesos de radicalización, captación y actividad terrorista".

En esta operación han participado agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en colaboración con la Jefatura Superior de Policía Nacional en Cataluña, la Brigada Provincial de Información de la Comisaría Provincial de Córdoba y la cooperación de la Dirección General de Vigilancia del Territorio (DGST) de Marruecos.