Ir a contenido

POLÉMICO NOMBRAMIENTO DEL GOBIERNO

Guindos protege a Rajoy del 'caso Soria' y la oposición pide dimisiones

El ministro mantiene que el extitular de Industria era el más idóneo de los aspirantes

Admite que ser funcionario no es obligatorio y que la elección fue "discrecional"

Pilar Santos

El ministro de Economía, Luis de Guindos, en su escaño del Congreso.

El ministro de Economía, Luis de Guindos, en su escaño del Congreso. / EFE / MARISCAL

José Manuel Soria era el mejor de los 10 candidatos que se presentaron para ocupar el cargo de director ejecutivo del Banco Mundial, según subrayó en varias ocasiones este martes Luis de Guindos. En un día aciago al PP por los azotes de la corrupción, el ministro de Economía dio la cara en el Congreso por la elección del extitular de Industria, que tuvo que dimitir el pasado abril al conocerse su vinculación con los paraísos fiscales de Jersey y Bahamas gracias a la publicación de los llamados 'papeles de Panamá'. En un intento de proteger al máximo a Mariano Rajoy, amigo personal de Soria, Guindos defendió que la designación de ese candidato fue únicamente responsabilidad de su ministerio y, en concreto, de la secretaría de Estado de Economía.

El ministro acudió a la Comisión de Economía en el Congreso a petición de la oposición, que ha exigido durante días sin éxito que las explicaciones se dieran en un pleno. Guindos intentó rebatir la principal acusación de la oposición: que fue un dedazo de Rajoy. El ministro recalcó que la decisión de elegir a Soria para el Banco Mundial se planteó en su departamento después de que superara una convocatoria y nunca fue elevada al Consejo de Ministros, ni requirió “intervención alguna del Gobierno” porque “son designaciones de naturaleza técnica”. “Por tanto, no se trata en ningún caso de nombramiento político”, repitió varias veces en contra de las acusaciones de la oposición. Como mucho, cedió, fue “discrecional”, pero después de pasar un proceso de concurrencia en el que una comisión de evaluación concluyó que Soria era el aspirante “más adecuado” de los 10 que se habían presentado.

PROCESO HABITUAL

El titular de Economía aseguró que en los últimos 30 años todos los elegidos para ese puesto han sido funcionarios del cuerpo de Técnico Comercial y Economista del Estado, al que pertenece Soria, y a cuya asociación (que engloba a 650 profesionales) se comunicó la vacante. Es decir, ser funcionario no era un requisito ineludible, en contra de lo que argumentó el propio Rajoy cuando se conoció la noticia, sino que era la tradición, y tampoco fue un proceso demasiado público. El procedimiento para elegir al representante del Banco Mundial es “mejorable”, reconoció el miembro del Gobierno.

Guindos reveló que el extitular de Industria se presentó a la segunda convocatoria que se hizo este año (el 28 de junio, dos días después de las generales) y no a la primera, que se cerró sin repartir el puesto en marzo por “sensibilidad democrática”, apuntó, porque en aquellos días el socialista Pedro Sánchez se iba a presentar a la investidura y podía cambiar el partido en la Moncloa. “Otros candidatos cumplían los requisitos, pero ninguno de ellos en la medida que lo hacía Soria”, llegó a decir Guindos, que subrayó que si su excompañero renunció al cargo fue porque el Gobierno se lo pidió por “el impacto político y mediático”. “No estaba inhabilitado, ni investigado judicialmente", añadió.

Las explicaciones no colmaron las ansias de saber de la oposición. La mayoría de los grupos reclamó la dimisión de Guindos y Ciudadanos pidió que o él, o Rajoy o la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, asuman “la responsabilidad política del nombramiento”.

El portavoz socialista, Pedro Saura, mostró su sorpresa por que el Gobierno siga pensando que Soria es "idóneo" para el cargo y mantenga "las grandes mentiras". "Si Soria no era idóneo para estar al Gobierno, no es idóneo para representar a España en el Banco Mundial", denunció.

IGLESIAS Y LOS "CONCURSOS"

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, que decidió intervenir en la comisión en lugar del portavoz de su partido, intentó desmontar la versión del “concurso” abierto y transparente. “¿El Gobierno le dice entonces a un honesto funcionario que ha acudido a un concurso que no puede ocupar esa plaza? ¿En qué quedamos? ¿Decide el Gobierno o no decide el Gobierno?”, reclamó. “¿De verdad no encontraron a nadie mejor para el Banco Mundial?”, le planteó en otro momento.

El portavoz del PNV, Pedro Azpiazu, calificó de "negligente" la actuación del Ejecutivo en este asunto y advirtió al ministro de que no tenía tenía que “cargar con más responsabilidad política de la que le corresponde”. “El máximo responsable es Rajoy, usted verá”, continuó. El peneuvista lamentó que el PP no tenga “olfato” y que no se dé cuenta de la importancia los “comportamientos éticos en la política”. En esa línea, la diputada de ERC Ester Capella denunció que Guindos haya cargado el “muerto” de dar explicaciones en lugar de Rajoy.

0 Comentarios
cargando