CAMPAÑA PARA EL 25-S

Sánchez clama contra los vetos de Iglesias y Rivera

El líder del PSOE rechaza ser un irresponsable por no apoyar a Rajoy en el que "no cree"

El exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez, en un acto con militantes.

El exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez, en un acto con militantes. / EFE / CABALAR

Se lee en minutos

EL PERIÓDICO / A CORUÑA

Pedro Sánchez ha urgido este sábado a los líderes de Podemos y Ciudadanos, Pablo Iglesias y Albert Rivera, respectivamente, a "levantar los vetos" mutuos porque España necesita un gobierno "reformista, limpio, decente, dialogante, creíble y social". Durante un acto electoral en Cerceda (A Coruña) el líder del PSOE ha señalado que su no al líder del PP no es una "cuestión personal", sino es una negativa a apoyar una politica de "desigualdad, corrupción y desempleo".

Nunca como ahora unas elecciones autonómicas han estado tan impregnadas del rifirrafe político estatal ni se busca en la campaña y en los resultados una llave para la gobernabilidad de España. De ahí que Sánchez aproveche para explicar las causas de su fracaso para liderar una alternativa a Rajoy, sobre todo, la actitud de Rivera e Iglesias, que "están bloqueando" la regeneración que reclaman. 

EL ABECEDARIO

Te puede interesar

Sánchez ha destacado por qué el PSOE que él dirige no puede apoyar a Rajoy aunque sea para evitar nuevas elecciones. "El abecedario de la corrupción" del PP que ha enumerado ("a de Arístegui, b de Bárcenas o de Baltar...") no tendrá el apoyo socialista. Y se ha defendido de los que le tachan de "irresponsable" por no apoyar a un gobierno en el que uno "no cree".  

"Mi responsabilidad es con vosotros", ha proclamado, convencido de que sus electores y militantes respaldan mayoritariamente su estrategia de 'no es no'. Y ha responsabilizado de la falta de Gobierno a la gestión de Rajoy con "sus  tiempos bastante dilatados cuando a mi no me dejaron  ni un mes". El problema, ha concluido Sánchez, es que la primera fuerza parlamentaria es "incapaz" de articular una mayoría suficiente.