11 ago 2020

Ir a contenido

Societat Civil Catalana defiende con Eduardo Mendoza el valor del bilingüismo

La entidad exige el mismo uso de catalán y castellano en las instituciones

Eduardo Mendoza, en el centro de la imagen, con otros intervinientes en el acto de Societat Civil a favor del bilingüismo.

Eduardo Mendoza, en el centro de la imagen, con otros intervinientes en el acto de Societat Civil a favor del bilingüismo. / JULIO CARBO

El debate lingüístico en Catalunya resurgió con fuerza en abril a raíz del 'manifiesto Koiné', que denunció la "ideología política del denominado 'bilingüismo'". La polémica siguió ardiendo en mayo cuando se presentó un borrador de constitución catalana que retiraba el estatus de idioma oficial al castellano, y en las últimas semanas ha vuelto a coger fuerza con el (fallido) pacto del PP y Ciudadanos que desmontaba la inmersión lingüística. Con este 'background' en la agenda, y a las puertas de la Diada, Societat Civil Catalana (SCC) ha defendido este jueves 'Las razones para el bilingüismo' en un acto en el paraninfo de la Universitat de Barcelona (el mismo lugar donde se presentó el 'manifiesto Koiné') que ha contado con la presencia del escritor Eduardo Mendoza y al que han asistido representantes de Ciutadans, el PSC y el PPC.

"Vivimos en una sociedad bilingüe que participa de dos tradiciones literarias diferentes y tenemos que aprender a convivir con eso", ha subrayado el autor de 'La Ciudad de los prodigios' ante un auditorio repleto. También ha reclamado que se respeten los derechos individuales y que se combata cualquier imposición u abuso lingüístico. Su receta pasa por trabajar para encontrar un equilibrio.

EL CASTELLANO, LENGUA VEHICULAR

Además Mendoza, el acto ha incluido las disertaciones del catedrático de Psicobiología de la Universitat Autònoma de Barcelona Ignacio Morgado, de la catedrática de Lengua y Literatura Española de la Universidad de Lund (Suecia) Inger Enkvist y del vicepresidente de SCC José Domingo. En otra intervención, el vicepresidente de la plataforma contraria a la independencia, Joaquim Coll, ha reclamado el mismo uso de catalán y castellano en las instituciones y ha considerado "absurdo" que el español no sea lengua vehicular en la enseñanza, hecho que ha atribuido a la voluntad de "excluirlo del espacio público institucional".

En la vertiente más científica, Morgado ha ensalzado los beneficios del bilingüismo para incrementar la atención selectiva y conmutar contenidos cognitivos. El dominio de dos lenguas permite, aparte de mejorar la sociabilización, retrasar la degeneración cognitiva, ha destacado. Enkvist, desde otro prisma, ha aseverado que en Catalunya se da una inmersión lingüística obligatoria con contenido ideológico que no tiene nada que ver con el aprendizaje en sí.