Ir a contenido

CITA CON LAS URNAS

Feijóo ganaría las elecciones gallegas con mayoría absoluta

En Marea y el PSG pelearían por la plata según el CIS, pero sin poder constituirse en alternativa

La victoria aplastante del PP reforzaría a Rajoy y añadiría más presión sobre un PSOE debilitado

Patricia Martín

La tierra natal de Mariano Rajoy podría dar al presidente en funciones una alegría el próximo 25 de septiembre. La encuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), publicada horas antes del inicio este viernes de la campaña, pronostica que el 44,9% de los gallegos optarán por el PP en los próximos comicios. El presidente de Galicia y candidato a la reelección, Alberto Nuñez Feijóo, revalidaría por tanto su tercera mayoría absoluta en tiempos de declive para los partidos tradicionales. El barómetro le otorga una horquilla de entre 40 y 41 escaños (la mayoría está en 38), lo que significa que no sufre desgaste y mantendría la representación actual (41 parlamentarios). En el flanco izquierdo, el PSOE gallego y En Marea, donde se integra Podemos, se disputarían la plata y no lograrían conformarse en alternativa.

“Como un sueño”. Así recibió Feijóo los datos, consciente de que los sondeos fallan y en la campaña sus rivales pueden ir ‘in crescendo’. El candidato parte con la ventaja de pertenecer a un partido que asienta uno de sus pilares en Galicia, donde ha ganado todas las elecciones y solo fue desalojado del poder en una ocasión. Además, es el aspirante más conocido, dado que los comicios han pillado con el paso cambiado a otras formaciones, que han optado por candidatos sin apenas predicamento.

El sondeo pronostica que el presidente gallego no sufre ningún desgaste 

LAS DIFICULTADES DE LA IZQUIERDA

El PSdeG, por ejemplo, tuvo que renunciar en marzo a su candidato, José Ramón Gómez Besteiro, por su implicación en un caso de corrupción. Fue sustituido en primarias por Xoaquín Fernández Leiceaga, partidario de la alianza con En Marea. El partido instrumental también ha tenido líos internos. Podemos quería imponer sus siglas y capitalizar la candidatura colando a sus partidarios en los puestos de salida. Pero tras una ardua negociación con sus socios de Anova -partido del histórico nacionalista Xosé Manuel Beiras- EU y Equo , tuvo que ceder y asumir un nombre en el que no aparece su imagen de marca y como cabeza de lista al exjuez Luís Villares, que no sale de sus filas.

Aún así, En Marea, heredero de Alternativa Galega de Esquerdas (AGE), tiene la posibilidad de dar la campanada. Su partido matriz obtuvo hace cuatro años 9 diputados y el CIS pronostica ahora que podría desbancar al PSOE de la segunda posición en el parlamento gallego. El sondeo le otorga entre 15 y 17 diputados y a ambos un empate en estimación de votos: el 19,9%, que según la cocina efectuada por el centro estatal proporcionaría al PSOE 16 escaños, dos menos que en la actualidad. Por último, el BNG –capitaneado por Ana Pontón- caería de siete parlamentarios a dos y la cabeza de cartel de C’s, Cristina Losada, se quedaría a un paso de entrar en la cámara autonómica, con entre 0 y 1 diputados.

LA REPERCUSIÓN A ESCALA NACIONAL

Estos resultados han sido escrudiñados con lupa no solo en Galicia, sino también en Madrid, donde los partidos viven pendientes de la competición autonómica y la vasca, que será el mismo día, a la espera de que sus resultados despejen, o al menos arrojen luz, sobre si hay alguna posibilidad de que se forme un nuevo gobierno. Dado el bloqueo actual, Rajoy y Sánchez buscan reforzar sus opciones en las urnas, cara a ganar el pulso estatal. Por ello, ambos contrincantes, y también Pablo Iglesias y Albert Rivera, se volcarán en las campañas y es previsible que no hagan grandes movimientos a la espera del escrutinio.

Un débil resultado dificultará a Sánchez imponerse ante los barones abstencionistas

Si Feijóo, como indica el CIS, revalida su mayoría absoluta y se convierte en el único barón del PP que resiste al mordisco que Ciudadanos ha propiciado a su partido en otras regiones, su jefe de filas saldrá fortalecido. Por contra, si el PSdeG de Leiceaga, afín a Sánchez, cae a los 16 escaños, aunque evitara el sorpasso de En Marea, obtendría el segundo peor resultado de su historia en Galicia, lo que dificultaría al líder socialista sacar pecho ante su partido y los barones que recelan de que lidere una alternativa y abogan por una abstención ante Rajoy, que evite las terceras elecciones. Un PSOE debilitado en Galicia –y también en Euskadi- sería la excusa perfecta para un PP deseoso de presionarle en busca de que una implosión que deje atrás su rechazo a su líder. 

El PSOE se aferra al 23% de indecisos que pronostica el sondeo

El candidato del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, aseveró este jueves que el “cambio” en Galicia es “posible” ya que el CIS pronostica un considerable porcentaje de indecisos, de en torno al 23%. “Si somos capaces de convencerlos, podremos liderar el cambio”, aventuró. Mientras tanto, el aspirante de En Marea, Luís Villares ironizó con la idea de que el programa televisivo Master Chef “cocina grandes platos”. “La mejor cocina la tenemos también a día de hoy, servida en plato caliente, pero veremos el plato frío el día 25”.

Por parte de Ciudadanos, Cristina Losada, manifestó que el CIS “siempre representa el suelo electoral” de su partido, por eso se mostró segura de que tendrá la “llave” de la gobernabilidad. 

0 Comentarios
cargando