30 nov 2020

Ir a contenido

Errejón hace una finta a Iglesias y seduce al 'pablismo'

Aúna a Rita Maestre y Tania Sánchez para disputarle el poder en Podemos Madrid

Iolanda Mármol

Rita Maestre, Tania Sánchez y José Manuel López, el pasado 7 de septiembre, en la presentación de su candidatura para dirigir Podemos Madrid.

Rita Maestre, Tania Sánchez y José Manuel López, el pasado 7 de septiembre, en la presentación de su candidatura para dirigir Podemos Madrid. / JOSE LUIS ROCA

Puede parecer solo café para muy cafeteros, pero no lo es. Podemos vivió este miércoles una sacudida interna de consecuencias imprevisibles que puede suponer un cambio de rumbo en la organización o dejar al sector ‘errejonista’ en ruinas. La carga de profundidad se lanzó, para sorpresa y desconcierto de Pablo Iglesias, con la presentación de una candidatura que disputa la dirección del partido en Madrid, que es vital, la federación clave, el alma de los morados.

Al frente de la iniciativa (Adelante Podemos) se sitúan Rita Maestre, portavoz del Ayuntamiento de la capital y Tania Sánchez, la exdiputada de IU que se integró en el podemismo encuadrada en el sector ‘pablista’. Tras ellas, otro núcleo de dirigentes clave que eran afines al líder pero han transitado (hasta ayer en silencio) hacia las tesis de Íñigo Errejón. En la esfera personal es un recorrido duro, admiten, porque implica una dolorosa toma de conciencia y el reconocimiento de errores graves que pagaron el 26-J. En lo político, constituye una jugada estratégica que pilló a Iglesias con el pie cambiado. Desconocía que gente de su confianza se hubiese sumado a los ‘errejonistas’ y le llegó la noticia solo unas horas antes de que se hiciese pública. 

La finta del secretario político es reveladora, porque la crisis interna desatada en marzo se saldó con la fuerza de Errejón seriamente diezmada. Ahora, la candidatura de Maestre y Sánchez constituye un órdago a Iglesias, que tendrá que responder. El líder aún no ha oficializado a su candidato, pero el podemismo da por hecho que será el senador Ramón Espinar, figura mediática que los errejonistas solo podían ganar con una primera espada como Maestre. Para imponerse, el oficialismo necesitaría más apoyos, que con toda probabilidad llegarían de la tercera familia, los anticapitalistas. Su cara más visible, Miguel Urbán, se reunió tras conocer la noticia con el equipo de Iglesias, que moverá ficha en breve. 

La partida autonómica se juega entre octubre y noviembre, y el resultado determinará las posiciones para la Asamblea Ciudadana Estatal de principio de 2017, donde se juegan la identidad y la dirección. Si ganan los 'errejonistas' en Madrid, pueden forzar al líder a volver a las tesis transversales para concurrir juntos, o desafiarle en una lista alternativa. Si pierden, Iglesias impondrá la 'ruta obrerista'. Pero ese capítulo no está escrito.