Ir a contenido

LA LACRA DE LA CORRUPCIÓN

Alfonso Grau, imputado por financiación ilegal del PP de Valencia

El juez del caso Taula cita a declarar al exvicealcalde de la ciudad, responsable de la campaña en 2011, que está enfrentado a Rita Barberá

LAURA L.DAVID / VALÈNCIA

Rita Barberá y Alfonso Grau, el pasado 16 de marzo del 2015, en la rueda de prensa en la que el entonces vicealcalde de Valencia anunció su dimisión.

Rita Barberá y Alfonso Grau, el pasado 16 de marzo del 2015, en la rueda de prensa en la que el entonces vicealcalde de Valencia anunció su dimisión. / MIGUEL LORENZO

El juez del caso Taula ha imputado al exvicealcalde de València y exmano derecha de Rita Barberá, Alfonso Grau, por la presunta financiación ilegal por la que se investiga al PP de la ciudad. Hasta ahora, Grau no estaba siendo investigado en esta causa en la que están imputados medio centenar de concejales, exconcejales y asesores y exasesores populares por presunto blanqueo de capitales a través de las aportaciones irregulares a una cuenta opaca del grupo municipal del PP, que luego les eran devueltas en billetes de 500. También está imputado en esta causa, como persona jurídica, el Partido Popular por el presunto blanqueo,

El juez Víctor Gómez ha tomado la decisión de imputar a Grau, que deberá declarar el próximo 19 de septiembre, tras tomar declaración a las hasta ahora dos únicas investigadas por el por presunto delito electoral (nombre técnico de la financiación ilegal de partidos), la exsecretaria del grupo municipal popular María del Carmen García-Fuster (considerada la “cajera” del “pitufeo” de los billetes de 500 euros), y la administradora provincial de la candidatura popular a las elecciones municipales de 2015, Montserrat Tello. García Fuster y Tello se contradijeron en sus declaraciones de este lunes.

DECLARACIONES CONTRADICTORIAS

Mientras García-Fuster (persona de máxima confianza de la exalacaldesa Barberá) aseguró que el PP conocía la existencia de la cuenta en la que se recibían los “donativos anónimos” que el grupo municipal ocultó al Tribunal de Cuentas así como los gastos electorales, la representante del partido negó en redondo que el PP conociera la cuenta así como se hubiera hecho una “colecta” para la campaña o campañas.

El magistrado cree que el PP de Valencia podría haber incurrido en un delito electoral (financiación ilegal) al menos durante las campañas municipales de 2011 y 2015.  Durante su declaración, García-Fuster apuntó a Grau como el máximo responsable de la campaña en 2011. Grau se vio obligado a apearse de la candidatura popular antes de las elecciones municipales de 2015,  tras su procesamiento en el caso Nóos, siendo el único cargo del PP del Ayuntamiento de València juzgado en la causa.

CASO NÓOS Y RUPTURA CON BARBERÁ

Durante casi dos décadas, Grau fue el escudero fiel de la exalcaldesa Barberá, con quien mantiene un enfrentamiento poco disimulado desde que fuera procesado en solitario por los negocios del consistorio con la fundación de Iñaki Urdangarin

Grau tiene otra causa abierta en la que está siendo invetsigado por cohecho y blanqueo de capitales por adjudicaciones irregulares a un empresario.

La actual esposa de Grau y exregidora de Cultura del Ayuntamiento de València, María José Alcón, es una de las principales acusadas del blanqueo de capitales en el seno del grupo municipal popular.  A ella pertenecen las grabaciones integradas en la causa en las que confiesa a su hijo que en el partido habían hecho “una trampa” para “blanquear dinero” y que esto era “corrupción política total”.