Ir a contenido

el pulso soberanista

Puigdemont y Albiol despachan en "cinco segundos" el 'no' del PPC a la cuestión de confianza

El dirigente popular avisa al 'president' de que impugnará cualquier convocatoria de un RUI

Rafa Julve

Xavier García Albiol entra en el Palau de la Generalitat, este lunes.

Xavier García Albiol entra en el Palau de la Generalitat, este lunes. / ELISENDA PONS

La mayor incógnita radicaba en saber cuánto tiempo estarían reunidos este lunes Carles Puigdemont y Xavier García Albiol en el Palau de la Generalitat, pues el resultado de las conversaciones lo hubiera acertado hasta Sandro Rey. ¿Qué calor hace estos días? Sí, sí; no parece que sea septiembre. ¿Qué tal las vacaciones? Bien, cortas, qué te voy a explicar. Contando los diálogos de ascensor, el 'president' y el coordinador general del PPC han pasado juntos una hora y diez minutos, de los que solo han dedicado un instante a despachar el tema por el que se había convocado la cita. "Hemos dedicado solo cinco segundos a la cuestión de confianza, porque nosotros no podemos dar apoyo a algo que plantea una hoja de ruta que llevaría Catalunya al suicidio", ha espetado Albiol.

El Govern ha querido darle tan poca enjundia a la cita, enmarcada en una ronda de contactos con todos los grupos, que ni siquiera ha permitido que los periodistas entraran en el Palau para captar el encaje de manos entre ambos líderes. También se ha denegado el acceso a la sala de prensa y los fotógrafos, cámaras y redactores han tenido que tomar las declaraciones de Albiol en plena plaza de Sant Jaume, al calor del sol y de las hordas de turistas que recorren ese parque temático en que se ha convertido el centro de Barcelona. "Lo de la cuestión de confianza es solo una cosa entre independentistas, una escenificación para tener a la gente entretenida durante cuatro meses", ha seguido percutiendo Albiol. Desechado tal asunto, el líder del PPC en el Parlament ha preferido centrarse en los presupuestos de la Generalitat del 2017 y en los próximos pasos del proceso soberanista.

ABIERTO A NEGOCIAR

Albiol, que sospecha que el apoyo de la CUP conlleva también el respaldo anticapitalista a las cuentas, ha tendido la mano a negociar aspectos que puedan comportar mejoras en infraestructuras o servicios sociales. Una mera declaración de intenciones, pues la distancia entre JxSí y el PPC es tan grande que al dirigente conservador le ha faltado tiempo para lanzar un aviso. A la mínima que los presupuestos incluyan alguna partida para un RUI u otros caminos soberanistas, su partido lo "impugnará" ante el Tribunal Constitucional.

El coordinador general de los populares catalanes ha constatado que Puigdemont sigue firme en mantener la hoja de ruta hacia la independencia e incluso ha salido de la reunión convencido de que el jefe del Govern está decidido a convocar el RUI (pese a que no todos en el PDC parecen tenerlo tan claro). Por lo demás, el encuentro no ha sido más que una mera tertulia en la que también se ha abordado la financiación autonómica y la gobernabilidad en España, siempre con un tono "cordial" del que Albiol ha subrayado que el 'president' siga comprometido a mantener "puentes de diálogo" con el PPC pese "al muro que ha levantado con el Gobierno central".

Como corte radiofónico añadido a sus ya peculiares sentencias, el dirigente conservador ha dejado caer también que su partido se niega a participar en cualquier acto institucional de la Diada "porque esta se ha convertido en un aquelarre independentisa". El Onze de Setembre, el PPC se limitará a leer un manifiesto en un acto íntimo al que está previsto que asista su ejecutiva.