Ir a contenido

EL 'FERNÁNDEZGATE'

La Policía sospecha que alguien de Interior grabó a Fernández Díaz y De Alfonso

El informe preliminar sobre el 'Fernándezgate' descarta al exdirector de Antifrau como autor de la grabación

El exdirector de la Oficina Antifrau Daniel de Alfonso y el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz.

El exdirector de la Oficina Antifrau Daniel de Alfonso y el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz.

El informe premilinar sobre la grabación de la conversación entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el exdirector de la Oficina Antifrau Daniel de Alfonso, descarta que el autor de la grabación fuese ese último y deja entrever que se trataría de alguien del propio ministerio. Fuentes de Interior consultadas por la cadena SER explican que todavía no está elaborado el informe definitivo sobre la grabación efectuada en el despacho del ministro en octubre de 2014 -los días 2 y 16-, pero sí se ha demostrado ya que no se utilizaron sistemas sofisticados para registrar la entrevista, como receptores de radio frecuencia o micrófonos ocultos conectados por 'wifi' a un ordenador externo.

La grabación se realizó con un aparato convencional colocado ocultamente entre ambos interlocutores en la mesa del despacho donde se sentaron. La policía científica determina que en la grabación no hay cortes de voz ni marcas imperceptibles que suelen registrarse en las grabaciones de los teléfonos móviles, ni tampoco hay ningún rastro de que la conversación fuera recogida por un dispositivo electrónico que enviase la señal al exterior del Ministerio situado en el Paseo de la Castellana en Madrid.

El informe preliminar descarta también que De Alfonso fuera quien colocó el aparato electrónico porque se escuchan sonidos anteriores al encuentro como el momento en el que entra y cuando ambos se sientan entorno a una mesa. Y aunque ese documento no indica expresamente que el dispositivo fuera colocado por personal del ministerio, al descartar cualquier sistema por radiofrecuencia, la conclusión resulta inevitable.