Ir a contenido

LOS PREPARATIVOS DEL ONZE DE SETEMBRE

La primera Diada 'comuna'

En Comú Podem tratará de marcar perfil y apelará al "soberanismo popular" en un acto propio en Sant Boi

Colau y Domènech irán a la manifestación independentista para apoyar a Forcadell y el Govern tras el choque con el Constitucional

Roger Pascual

Xavier Domènech en su comparecencia para valorar los resultados del 26-J. 

Xavier Domènech en su comparecencia para valorar los resultados del 26-J.  / FERRAN SENDRA

Los 'comuns' fueron los grandes ausentes de la última Diada. Después de haber conquistado la alcaldía de Barcelona, Ada Colau decidió no participar en la manifestación independentista por considerarla un acto preelectoral cara a las plebiscitarias del 27-S. Catalunya Sí que Es Pot (coalición a la que finalmente no se unió Barcelona en Comú, el partido de la alcaldesa) usó el mismo argumento para no participar en la convocatoria de la ANC y Òmnium.

Tras su doble triunfo en las generales, en En Comú Podem saben que todos los ojos les escrutan, especialmente los de sectores independentistas que no han parado de lanzarles dardos desde la campaña del 26-J. Por eso, y pese a no compartir la hoja de ruta soberanista, representantes de todas las formaciones que integran la confluencia (a excepción de Iniciativa) irán a la manifestación, pero lo harán después de la concentración que organiza En Comú Podem en Sant Boi y que aportará a La Diada mayor diversidad ideológica que en los últimos años.

UNIDAD Y DISCURSO PROPIO

Con este acto en el corazón del Baix Llobregat, los 'comuns' tratan de lanzar varios mensajes. El primero, visualizar la unidad de En Comú Podem pese a las distintas sensibilidades existentes en un espacio en el que conviven independentistas, federalistas y confederalistas. Unidad que algunos habían cuestionado después de que Joan Coscubiela, portavoz de Catalunya Sí que Es Pot, criticara la decisión de Colau de asistir a la manifestación de la ANC.

El segundo consiste en marcar un discurso propio respecto a la hoja de ruta de Junts pel Sí; aunque el acto sea para los militantes y partidos que forman la confluencia en construcción, el mensaje se dirige al resto de partidos, para regresar al denominador común del derecho a decidir y abogar por un "soberanismo popular". El tercero se basa en intentar recordar que antes de las de los últimos años Catalunya ya había vivido Diadas históricas como la 1976, que al grito de "Llibertat, amnistia i Estatut d'Autonomia" puso las bases de la restauración de la Generalitat. Y el cuarto quiere reivindicar la soberanía catalana ante los conflictos en torno al autogobierno que se han producido con el Ejecutivo del PP y del Tribunal Constitucional. 

EL ESPÍRITU DEL 76

El acto quiere ser un homenaje a la histórica manifestación de 1976, algo que se puede ver hasta en el cartel de la convocatoria, que está inspirado en el de hace cuatro décadas. Empezará a las 12.30 horas y contará con los discursos de varios miembros de la confluencia, empezando por Domènech, que ha capitaneado la doble victoria de los 'comuns' en Catalunya en las elecciones del 20-D y del 26-J. "Es un acto conmemorativo y a la vez reivindicativo", explica el historiador, que plantea la necesidad de recuperar el espíritu del 76. "Aquella manifestación simboliza la capacidad de desafiar del pueblo catalán, que llevará a la manifestación de 1977 y la posterior restauración de las instituciones, empezando por la Generalitat. Para nosotros es importante ver que, cuando Catalunya se articula como un solo pueblo, tiene capacidad de desafiar y construir su propia soberanía".

Los 'comuns' proyectan ese mensaje hacia un presente que radiografían marcado por las agresiones constantes a la soberanía catalana. "Hay un ataque claro al autogobierno, con medidas como la ley Montoro-2012 y todas las políticas de recentralización". La actuación del PP y del Constitucional, y muy especialmente la amenaza de inhabilitación a Carme Forcadell, han convecido a muchos de los 'comuns' a participar en la manifestación de la ANC y Òmnium, pese a no compartir la hoja de ruta. Domènech, que había asistido a todas las manifestaciones de la ANC desde el 2012 excepto la del año pasado, será uno de ellos. La presencia de primeras espadas de En Comú Podem visibilizará que estarán al lado del Govern y de Forcadell ante cualquier agresión de las instituciones españolas al autogobierno catalán. 

Un acto que desata especulaciones

Todos los movimientos de cara a la Diada se miran con lupa y no ha pasado desapercibido otro acto que se celebrará en Sant Boi, dos días antes. Podem, ERC y la CUP celebrarán el 9 de septiembre en Sant Boi un acto que servirá para rendir homenaje a Jordi Carbonell, exdirigente republicano y referente de la lucha antifranquista fallecido recientemente. Bajo el lema 'Que la prudència no ens faci traïdors', tomado de una frase acuñada por el propio Carbonell, los tres partidos de izquierdas estarán representados por el secretario general del partido morado en Catalunya, Albano Dante Fachin, por el presidente de ERC, Oriol Junqueras, y por la portavoz 'cupera' en el Parlament, Anna Gabriel. Aunque desde las filas 'podemistas' se le resta importancia, esta coincidencia ha alimentado la idea de una futura alternativa de izquierdas en el Parlament. 

0 Comentarios
cargando